Casi una tercera parte de las personas con VIH planea tener hijos

El estudio francés también examinó los deseos de paternidad de hombres heterosexuales con VIH y halló que una quinta parte espera tener niños en un futuro.

Los investigadores franceses  diseñaron un estudio en el que participaron 555 mujeres y 699 hombres en edad reproductiva que vivían con VIH y que se identificaron a sí mismos como heterosexuales. Se les pidió que respondieran un cuestionario en el que se les preguntaba sobre su deseo de tener hijos. La media de edad de los participantes fue de 36 años para las mujeres y de 41 para los hombres.

Aunque los hombres tenían más probabilidades de estar tomando terapia antirretroviral que las mujeres, el porcentaje de aquellas personas que afirmaron sentir que tenían ‘una buena salud’ fue similar para ambos sexos: 60% para los hombres y 58% para las mujeres.

Un 33% de las mujeres y un 20% de los hombres respondieron que esperaban tener hijos. Entre los factores que influyeron en que este deseo fuese más probable para ambos grupos se incluyeron ser más joven, ser ya padre o madre, tener una relación estable y tener una pareja sin VIH.

La mayoría de los hombres y de las mujeres habían nacido en Francia, pero un 30% de las mujeres y un 15% de los hombres habían nacido en África subsahariana; ser de origen étnico africano incrementó significativamente las probabilidades de que un participante esperase tener niños. Los hombres africanos tuvieron cuatro veces más de probabilidades y las mujeres hasta seis veces más de probabilidades de desear tener niños.

El estado de salud relacionado con el VIH no se asoció significativamente con el deseo de tener un niño.

El estudio canadiense fue más pequeño y evaluó a 230 mujeres con VIH en la Columbia Británica sobre su deseo de quedarse embarazadas y halló que un 26% de éstas esperaba tener hijos.

Reflejando algunas de las conclusiones del estudio francés, los investigadores canadienses hallaron que las mujeres que afirmaron que intentaban tener hijos tendían a ser más jóvenes y tenían más probabilidades de tener una pareja estable.

Los investigadores canadienses compararon sus resultados con una encuesta reciente que utilizó la misma metodología aplicada a la población general canadiense y que halló que un 37,5% de las mujeres intentaban tener hijos en el futuro. En su opinión, las mujeres con VIH desean tener hijos a unos niveles que “se aproximan a aquellos observados en la población general”, y los planificadores de políticas públicas y los profesionales de la salud necesitan contar con las implicaciones que supone el número creciente de mujeres con VIH que eligen tener hijos.

Los autores franceses concluyen que dado que el conocimiento de las opciones para la prevención de la transmisión del VIH de madre a hijo ha aumentado es probable que más mujeres elijan quedarse embarazadas “en un futuro próximo”.

El uso más generalizado de las técnicas de reproducción asistida que facilita la concepción a parejas serodiscordantes hace que la paternidad sea un hecho cada vez más factible para personas que viven con VIH y SIDA.

Referencia: Heard I et al. Reproductive choice in men and women living with HIV: evidence from a large representative sample of outpatients attending French hospitals (ANRS-EN12-VESPA Study). AIDS 21:S77-S82, 2007.

Ogilvie GS et al. Fertility intentions of women of reproductive age living with HIV in British Columbia, Canada. AIDS 21:S83-S88, 2007.

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).