La eficacia del preservativo en el sexo anal entre hombres gais, bisexuales y otros HSH podría haber estado subestimada

El uso consistente del preservativo durante las relaciones sexuales anales entre hombres gais, bisexuales y hombres que tienen sexo con otros hombres (HSH) evita más de nueve de cada diez infecciones por el VIH. Esta es la principal conclusión a la que llega un nuevo metaanálisis llevado a cabo por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE UU [CDC, en sus siglas en inglés] publicado recientemente en la revista AIDS.

En estudios previos -uno publicado en 1989 y otro en 2015 (véase La Noticia del Día 07/01/2015 )- se estimó la eficacia del preservativo como estrategia de prevención del VIH entre los hombres gais, bisexuales y otros HSH en un 70%. Ambos estudios tenían en común que evaluaban la eficacia del preservativo teniendo en cuenta cada práctica sexual.

Con el fin de realizar una nueva estimación, un equipo de investigadores de los CDC llevó a cabo un metaanálisis que incluyó cuatro estudios que evaluaban la eficacia del preservativo a partir del número de parejas en lugar de por número de prácticas sexuales . Contar el número de parejas sexuales puede proporcionar una estimación más fiable que tener en cuenta cada práctica sexual. Esto se debe a que en los casos en que hay múltiples relaciones sexuales con la misma pareja el riesgo de infección por el VIH tiende a disminuir debido al control que se puede producir de la carga viral con el tratamiento antirretroviral.

Para llevar a cabo el metaanálisis se tuvieron en cuenta los resultados de cuatro estudios realizados antes del 2005. La razón principal para no incluir estudios posteriores a esta fecha fue que, a partir de entonces, una gran proporción de parejas sabían que tenían el VIH, recibían tratamiento antirretroviral y tenían la carga viral indetectable.

Entre los estudios se incluyeron JUMP-START (1996); HIVNET (2001), EXPLORE (2004) y VAX004. Todos estos estudios recopilaron datos sobre las nuevas infecciones en hombres gais, bisexuales y otros HSH que tuvieron prácticas anales con parejas con el VIH o que se sospecha que podían tenerlo. Además, todos los participantes informaron sobre el comportamiento sexual de riesgo durante los 6 meses previos al estudio.

Utilizando una metodología diferente a la usada en los estudios incluidos en el análisis, en el presente estudio se calculó el riesgo de infección por el VIH por cada pareja extra en personas que nunca o algunas veces utilizaban el preservativo durante el sexo anal receptivo en comparación con las personas que siempre lo utilizaban. El riesgo de infección por el VIH por cada pareja en aquellas personas que nunca o algunas veces utilizaban el preservativo fue del 83% lo que significa que por cada pareja adicional con el VIH con la que se tuvieran relaciones sexuales sin preservativo el riesgo sería superior.

En las personas que siempre utilizaron el preservativo durante las relaciones sexuales anales sólo aumentó el riesgo de adquirir el VIH en un 7,3% lo que llevó a los investigadores a hablar de una eficacia del preservativo del 91%.

Teniendo en cuenta cada estudio por separado se observaron diferencias considerables en la eficacia del preservativo. En el estudio HIVNET, por ejemplo, el riesgo adicional por pareja fue del 164% en las personas que nunca o algunas veces utilizaban el preservativo y sólo del 0,7% en aquellas que siempre lo utilizaron lo que indica una eficacia del preservativo cercana al 100%.

Por el contrario, en el estudio VAX004, el riesgo adicional por pareja fue del 40% en aquellos que nunca o algunas veces utilizaban preservativos y del 11% en las personas que siempre lo utilizaban. Esto condujo a una eficacia del preservativo del 73% por pareja.

Las mayores diferencias en la eficacia del preservativo se observaron en aquellos hombres con múltiples parejas sexuales. Los hombres que tenían hasta siete parejas con el VIH, la reducción del riesgo de infectarse por cada pareja fue de entre el 50-70% en aquellos que siempre utilizaban el preservativo . Sin embargo, en los hombres con 10 o más parejas que nunca o algunas veces utilizaban el preservativo, el riesgo de infectarse fue del 80% por pareja adicional lo que significa un aumento del riesgo de nueve veces por cada diez parejas y un riesgo de prácticamente cero en las personas que siempre utilizaron preservativo.

Dado que los datos de los estudios incluidos en el metaanálisis se recogieron hace muchos años, estudios más recientes podrían llegar a conclusiones diferentes al estimar tanto la eficacia absoluta del preservativo como tener en cuenta otros factores como el uso de otros métodos de prevención como la profilaxis preexposición [PrEP].

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia ( gTt-VIH )

Referencia: Johnson WD et al. Per-partner condom effectiveness against HIV for men who have sex with men. AIDS 32(11):1499-1505. 2018