gTt-VIH

  1. Publicaciones

Terapia de sustitución: Metadona

METADONA actúa como terapia de sustitución para evitar el síndrome de abstinencia o ‘mono’.

IMAGEN: metadonaQUÉ ES METADONA

METADONA actúa como terapia de sustitución para evitar el síndrome de abstinencia o ‘mono’.

Aunque también puede generar un síndrome de abstinencia al finalizar el tratamiento, es de menor intensidad que el de los opiáceos.

METADONA está indicada en adultos junto con un tratamiento médico, psicológico y de atención social adecuados.

METADONA es un medicamento para el tratamiento de la adicción a opiáceos como la heroína y la morfina.

METADONA, MODO DE EMPLEO

METADONA suele tomarse en forma líquida. La más habitual es la solución oral en concentración de 1 mg/mL. También existen comprimidos.

La dosis habitual al inicio del tratamiento es de entre 10 y 30 mg diarios en una única toma, aumentando hasta entre 40 y 60 mg por día durante las primeras dos semanas para evitar el síndrome de abstinencia o una intoxicación.

La dosis de mantenimiento suele oscilar entre 60 y 100 mg diarios. Es importante tener en cuenta que esta dosis es diferente para cada persona, por lo que tu médico irá adaptando la dosis a tus necesidades.

La finalización del tratamiento se realizará mediante la disminución gradual de la dosis, lo que se conoce como pauta de descenso. El objetivo es evitar un posible síndrome de retirada de la METADONA. Para ello la dosis se establece individualmente, según las necesidades de cada persona.

Es importante que preguntes a tu médico qué hacer en caso de que olvides una dosis. En general, se recomienda no tomarla y esperar a la siguiente, especialmente si ya han pasado más de 12 horas desde la última toma.

TEN EN CUENTA QUE…

Aunque no es habitual, METADONA puede reducir el estado de alerta y provocar somnolencia. En ese caso no se recomendaría el uso de máquinas o la conducción.

El tratamiento con METADONA está contraindicado si se usan antidepresivos IMAO (tales como moclobemida, fenelzina o tranilcipromina) o si éstos se han dejado de tomar en un periodo inferior a 2 semanas.

No se recomienda el uso de METADONA durante un ataque de asma.
METADONA debe usarse con mucha precaución en personas con arritmias.
También se recomienda precaución en personas con disfunción hepática. En este caso es importante evitar el estreñimiento asociado al uso de METADONA.
Si eres deportista, METADONA puede producir un resultado positivo en un control antidopaje.

EFECTOS SECUNDARIOS

Los efectos secundarios asociados con más frecuencia a METADONA son:

• Cardíacos: palpitaciones o disminución del número de pulsaciones por minuto.
• Sistema nervioso: euforia, malestar, debilidad, dolor de cabeza, somnolencia, insomnio, desorientación, embotamiento, alteraciones visuales y mareos.
• Oculares: contracción de las pupilas.
• Respiratorios: depresión respiratoria.
• Gastrointestinales: náuseas, vómitos, estreñimiento, pérdida de apetito y sequedad de boca.
• Urinarios: retención de orina y dificultad para orinar.
• Dermatológicos: sudoración excesiva, picor, urticaria, reacciones cutáneas, edema, enrojecimiento.
• Sexuales: reducción de la libido o impotencia.

INTERACCIONES CON ANTIRRETROVIRALES


Pueden disminuir el efecto de la metadona:
Efavirenz (Sustiva®, también en Atripla®), nevirapina (Viramune®) y lopinavir/ritonavir (Kaletra®). Interacción importante. Puede ser necesario un aumento de la dosis de METADONA.
Abacavir (Ziagen®, también en Kivexa® y Trizivir®), etravirina (Intelence®) y otros inhibidores de la proteasa distintos a lopinavir/ritonavir. Interacción poco significativa. Es poco probable que se requiera un ajuste de dosis.

Puede incrementar la toxicidad del antirretroviral:
Zidovudina (AZT, Retrovir®, también en Combivir® y Trizivir®). El uso conjunto con METADONA puede incrementar los niveles de zidovudina, por lo que puede ser necesaria la reducción de dosis del antirretroviral.

INTERACCIONES CON CON OTROS FÁRMACOS

Disminuyen los niveles de metadona:
Barbitúricos (fenobarbital, pentotal, etc), carbamazepina, fenitoína, rifampicina; y acidificantes de orina como el cloruro de amonio. Puede ser necesario aumentar la dosis de METADONA.

Fármacos opiáceos: naloxona y naltrexona tienen un efecto contrario al de METADONA y su uso conjunto provoca la aparición del síndrome de abstinencia.

Aumentan los niveles de metadona:
Zumo de pomelo. No se recomienda su toma mientras se esté en tratamiento con METADONA.

Antibióticos como claritromicina y eritromicina; antifúngicos como fluconazol, ketoconazol, itraconazol; antidepresivos como fluoxetina, fluvoxamina y nefazodona; o fármacos para el tratamiento de enfermedades cardiovasculares como quinidina y verapramilo. Puede ser necesaria una reducción de la dosis de METADONA.

El uso de sedantes y/o alcohol junto con METADONA podría provocar depresión respiratoria. Puedes hablarlo con tu médico para acordar un uso más seguro.

EMBARAZO Y LACTANCIA

No existen pruebas de seguridad adecuadas en mujeres embarazadas. A pesar de esto, el médico puede considerar apropiado el uso de METADONA durante el embarazo en función de las características de la persona.

Es importante que comuniques a tu médico si estás embarazada o tienes pensado estarlo antes de iniciar el tratamiento con METADONA.

METADONA está presente en la leche materna, por lo que normalmente se recomienda no dar el pecho al bebé. En algunos casos, puede ser útil para prevenir el síndrome de abstinencia en el recién nacido, pero esta posibilidad debe ser evaluada por el médico en cada caso particular.

Si necesitas más información sobre METADONA, puedes encontrar un amplio listado de recursos, asociaciones y centros de atención ordenados por comunidad autónoma en el sitio web de:

Unión de asociaciones y entidades de atención al drogodependiente (UNAD)
C/ San Bernardo 97 Edif. Colomina 2º A 28015 Madrid
Tels: 902 313 314 / 914 478 895
www.unad.org

Si tienes dudas sobre METADONA y el uso de medicamentos para tratar el VIH, puedes llamar a: Consultas gTt Tel: 934 582 641 o formular tu consulta en: www.gtt-vih.org/consultanos

Es importante que tu médico/a sepa todos los medicamentos que estás tomando, incluidos los suplementos vitamínicos, plantas medicinales, preparados homeopáticos, así como otras sustancias, legales o no.


Publicaciones para descargar

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Tú, gTt y facebook

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30