gTt-VIH

  1. Interpretar tus análisis

La función renal

En los resultados de las analíticas suelen figurar una serie de indicadores que nos pueden ayudar a conocer el estado y funcionamiento de nuestros riñones. Los parámetros básicos son la creatinina y el BUN.

Imagen. Analítica Funcion Renal

La creatinina es el residuo resultante de la digestión de las proteínas. Los niveles altos suelen indicar problemas renales. Éste es el marcador más directo y útil para comprobar de qué forma nuestros riñones eliminan los deshechos del organismo. Los niveles normales de creatinina deben estar aproximadamente entre 0,5 y 1,3 miligramos por decilitro de sangre.

El BUN o urea es el nitrógeno en sangre. Se trata de un residuo que los riñones normalmente eliminan a través de la orina. Los niveles normales de urea en sangre deben estar aproximadamente entre 10 y 25 miligramos por decilitro de sangre. Un valor muy alto puede indicar una dieta muy alta en proteínas, deshidratación, fallo renal o fallo cardíaco.

Los niveles anómalos de fósforo CO2, sodio, potasio y ácido úrico pueden también tener una causa en problemas renales. Los niveles de sodio indican el equilibrio entre el agua y la sal. Son un signo de funcionamiento de los riñones y de las glándulas suprarrenales. Los niveles anómalos de sodio a menudo indican que el volumen de sangre es demasiado bajo –debido a una deshidratación- o demasiado alto. También pueden indicar que el corazón no está bombeando la sangre normalmente, o que los riñones no funcionan debidamente.

El fósforo junto al calcio, es uno de los principales componentes de nuestros huesos. Los niveles altos de fósforo suelen indicar fallo renal. Y, al contrario, presentar niveles bajos de fósforo durante un período largo de tiempo puede causar daños en huesos, nervios y músculos. Los niveles normales de CO2 (o bicarbonato) indican que el grado de acidez de la sangre está en niveles normales. El potasio afecta a varios de los órganos principales como el corazón. En caso de fallo renal los niveles de potasio aumentan. También se presentan niveles anormales de potasio cuando una persona tiene vómitos o diarrea. El ácido úrico proviene de la degradación del ADN –el material genético de las células– y habitualmente es eliminado por los riñones. Los niveles altos de ácido úrico son bastante normales, en cambio los muy altos pueden indicar que los riñones son incapaces de eliminar el ácido úrico de la sangre, entre otras causas, quizás por leucemia o por linfoma.

En los análisis de orina es importante tener en cuenta el nivel de proteínas o proteinuria. En caso de alcanzar niveles elevado por tomar un medicamento del que se conoce que puede causar problemas renales, se puede reducir la dosis o dejar de tomarlo. La presencia de glóbulos rojos o blancos en la orina es anómalo y puede ser indicativo de un proceso de enfermedad tal como una infección en la vejiga o la presencia de piedras en el riñón. Si hay piedras en el riñón o en los uréteres –los tubos que conectan los riñones con la vejiga– casi siempre habrá sangre en la orina, a veces en cantidades microscópicas, no reconocibles a simple vista.


 

Fuentes: Aidsmap (Entidad certificada por The Information Standard, perteneciente al Servicio Nacional de Salud Británico [NHS]) y HIV-iBase (Entidad certificada por HONcode).

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Opciones de tratamiento de la dependencia de opiáceos para personas que viven con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30