gTt-VIH

  1. Información básica sobre el VIH

¿Qué son las enfermedades oportunistas?

El sistema inmunitario utiliza los linfocitos CD4 como elemento de alarma ante la presencia de patógenos o anomalías en el organismo.

El VIH infecta los CD4 para utilizarlos como una especie de fábricas donde se producen nuevos virus. Al hacerlo, impide a los linfocitos cumplir con su tarea primordial.

Como el sistema inmunitario no se activa, las enfermedades no encuentran resistencia en su expansión en el cuerpo humano. Por ello les llamamos oportunistas.

Estas enfermedades pueden ser infecciones causadas por otros microbios o bien cánceres de origen diverso. En el caso de las personas que no tienen VIH, donde el sistema inmunitario funciona normalmente, estas enfermedades no aparecerían, lo harían sólo de forma temporal o serían fácilmente tratables en la mayoría de los casos.

El tratamiento antirretroviral impide que el VIH se siga replicando e infectando células CD4. De este modo, estas células inmunitarias pueden seguir cumpliendo su misión y, así, el cuerpo estará en condiciones de reaccionar ante las enfermedades oportunistas.

En el caso de no disponer de acceso a tratamiento antirretroviral, de que éste aún no haya surtido efecto, o de que haya dejado de hacerlo, es posible intentar prevenir y tratar las enfermedades oportunistas mediante el uso de una medicación específica.

Las enfermedades oportunistas más destacadas son la candidiasis (infección producida por un hongo que afecta principalmente a las mucosas), los cánceres asociados al virus del papiloma humano [VPH] (como el cáncer anal o el de cuello de útero), la infección por Citomegalovirus [CMV] (un virus similar al causante del herpes que puede afectar a la retina y dañar la visión), infecciones intestinales (como las causadas por Criptosporidium o Giardia), el linfoma no de Hodgkin (un cáncer de tipo linfático posiblemente de origen vírico), las neumonías por Pneumocystis o de tipo bacteriano y el sarcoma de Kaposi (un cáncer que, como en el caso del linfoma no Hodgkin, podría tener un origen vírico).


 

Fuente: Aidsmap (Entidad certificada por The Information Standard, perteneciente al Servicio Nacional de Salud Británico [NHS]).

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Transmisión sexual del VIH - Guía para entender las pruebas de detección y el riesgo en las prácticas sexuales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30