gTt-VIH

  1. Enfermedades y síntomas
  2. Enfermedades Relacionadas

Neumonía por pneumocistis

La Neumonía por pneumocistis (o PCP) es una infección pulmonar causada por el microorganismo Pneumocystis jiroveci (antes llamado Pneumocystis carinii), un hongo que abunda en el medioambiente. Está incluida en la categoría de infecciones oportunistas, puesto que se manifiesta y progresa cuando el sistema inmune está muy deteriorado por el avance de la infección por VIH.

Las infecciones oportunistas pueden estar causadas por distintos tipos de microorganismos como virus, bacterias, hongos y parásitos.

El Pneumocystis jiroveci es controlado por el sistema inmune cuando entra en contacto con él. Sin embargo, en las personas con un sistema inmune debilitado la respuesta disminuye y aumenta el riesgo de desarrollo de neumonía por pneumocistis (PCP). Si no se trata, la PCP puede llegar a ser mortal.

El microorganismo causante de la PCP también puede afectar a otros órganos, inclusive la piel (infección extrapulmonar por pneumocistis).

Con el uso de la terapia antirretroviral de gran actividad y de los fármacos para la prevención de la PCP, los índices de mortalidad entre las personas con VIH a causa de esta enfermedad han descendido drásticamente.

La PCP se diagnostica a través del análisis de fluidos (esputo) o de muestras de tejido del pulmón. Sus síntomas y signos principales son: fiebre junto con tos seca e improductiva (no produce flema), sensación de opresión en el pecho, fatiga, sudores nocturnos y dificultad para respirar.

La profilaxis (medicación para la prevención) de la PCP está indicada cuando los CD4 descienden por debajo de 200 células/mm3 y se administran los mismos fármacos que para el tratamiento de la PCP. Una vez los CD4 suben por encima de 200 y se mantienen estables, es posible interrumpir este tratamiento profiláctico.

Existen varios fármacos para tratar la PCP. El tratamiento de elección es el cotrimoxazol: una combinación de trimetoprima y sulfametoxazol, que según la gravedad puede administrarse por vía oral o intravenosa. Además, para mejorar la respiración también se prescriben corticoides como la prednisona.

Las reacciones alérgicas al sulfametoxazol son habituales. En ese caso existen varios fármacos alternativos, siendo la pentamidina el más usado.


 

Fuentes: Aidsmap (Entidad certificada por The Information Standard, perteneciente al Servicio Nacional de Salud Británico [NHS]) y HIV-iBase (Entidad certificada por HONcode).

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Enfermedades Relacionadas con VIH

Glosario de términos

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30