gTt-VIH

  1. Vacunas y Microbicidas
  2. Estrategias políticas en vacunas del sida

Por qué las mujeres en especial necesitan una vacuna del SIDA

Estrategias políticas y vacunas del SIDA

I. El VIH afecta cada vez más a las Mujeres

Hoy en día, el SIDA tiene una cara femenina
Kofi Annan, Secretario General de Naciones Unidas

En los últimos años, el número de mujeres infectadas por VIH en el mundo ha aumentado a un ritmo extremadamente rápido. En 1998, las mujeres suponían el 41% del total de adultos infectados por VIH. En 2004, las mujeres representaban casi el 50% del total de adultos con VIH y aproximadamente el 60% en el África subsahariana. Entre las personas jóvenes, la desigualdad de género y el SIDA es aún más acusada: en el África subsahariana, una mujer entre 15 y 24 años tiene 2,5 veces más de probabilidad de contraer la infección que un hombre con las mismas características (1).

Las mujeres se encuentran en una situación de doble vulnerabilidad frente al VIH, tanto biológica (dado que tienen el doble de probabilidades que los hombres de infectarse por VIH durante un único acto sexual sin protección) como social (dadas las desigualdades de género existentes). Más allá del peaje personal que el VIH se toma sobre las mujeres, el peso de cuidar a las personas con enfermedades asociadas al VIH y a los niños huérfanos por el SIDA recae típicamente en las mujeres y niñas. El hecho de tener que proporcionar cuidados a menudo trae como consecuencia que no se puedan realizar actividades que aportarían ingresos, mejorando la situación económica familiar y el propio estatus de la mujer. Las mujeres con VIH y las familias se ven cada vez más empobrecidas, lo que a su vez aumenta su vulnerabilidad frente al VIH.

Además, las mujeres que están infectadas o afectadas por VIH se enfrentan a un riesgo cada vez mayor de sufrir ostracismo social y maltrato. En algunas sociedades, las leyes sobre la herencia agravan la pérdida que supone la muerte del esposo, dado que la prohibición de que las mujeres hereden propiedades supone la pérdida de potenciales fuentes de ingreso y estabilidad.

II. Las mujeres necesitan un abanico de herramientas de prevención y aproximaciones

Dada la compleja red de factores fisiológicos y socioeconómicos que aumentan la vulnerabilidad de las mujeres y niñas a la infección por VIH y la desproporcionada carga que han de soportar debido al VIH, proporcionar una respuesta integral hoy en día requiere muchos elementos biomédicos, educacionales, sociales y económicos. La comunidad global necesita realizar un uso máximo de las intervenciones de prevención del VIH actualmente disponibles, como por ejemplo: educación sexual y sobre el VIH generalizada, especialmente entre las personas jóvenes; realizar cambios de las normas de género que dejan en desventaja a mujeres y niñas; promocionar una mayor accesibilidad y un uso continuado de los condones femeninos y masculinos, así como promocionar la abstinencia y la fidelidad mutuas si es factible; eliminación de las relaciones sexuales forzadas, tanto si son debidas a presiones económicas como a violencia; y el acceso a pruebas y counselling del VIH, con la debida referencia a un cuidado y tratamiento adecuados, que incluyan la prevención de la transmisión de madre a hijo.

Pero las aproximaciones actuales a la prevención del VIH no son suficientes. Las intervenciones que dependen de un cambio de comportamiento constante para tener éxito hasta ahora han tenido un impacto limitado. Se necesitan nuevas y mejores herramientas de prevención a largo plazo, especialmente para las mujeres que carecen de la autoridad para negociar el uso del condón o de tomar otras medidas de prevención.

Los microbicidas y las vacunas son las tecnologías más prometedoras que se otean en el horizonte, a pesar de que aún faltan años para que se produzca su desarrollo, autorización y distribución general. Los microbicidas, productos que pueden ser aplicados en la vagina por las mujeres para prevenir o reducir el riesgo de que se produzca una infección por VIH durante una relación sexual, pueden constituir una importante adición a los métodos ya existentes de prevención ya que permiten a las mujeres aumentar el nivel de control y la capacidad de protegerse a sí mismas.

Una vacuna preventiva eficaz ofrece la mejor solución a largo plazo a la epidemia. Las mujeres podrían usarla con o sin el conocimiento de sus parejas. Las chicas adolescentes, en especial, corren un alto riesgo de infección y por ello, una estrategia eficaz para controlar la extensión de la epidemia podría ser el vacunar a las preadolescentes antes de que empiecen a verse implicadas en comportamientos de alto riesgo.



El mecanismo definitivo frente al VIH será una vacuna preventiva eficaz que sea accesible para todas las personas que la necesiten. Para las mujeres, que a menudo carecen de la autoridad para asegurar el uso de condones u otras medidas preventivas, una vacuna puede ser una defensa contra la infección particularmente importante.

III. El mundo está trabajando para encontrar una vacuna del SIDA

Los retos de desarrollar una vacuna eficaz contra el SIDA son enormes, pero existen buenas razones científicas para creer que el objetivo será finalmente alcanzado. Los recursos invertidos en Investigación y Desarrollo (I+D) han aumentado desde unos 535 millones de dólares en 2002 hasta aproximadamente 690 millones en 2004 (2). Actualmente existen más de 30 ensayos clínicos en curso para probar vacunas candidatas preventivas contra el SIDA.

Pero aún se necesita hacer más. Para favorecer el aumento en I+D, los diseñadores de políticas deberían promover incentivos equilibrados para promover la I+D de la vacuna del SIDA que incluyan tanto mecanismos “de empuje” para financiar la investigación, como intervenciones “de atracción” que hagan más atractivas para el sector privado las inversiones en vacunas y aceleren la distribución global de una vacuna una vez esté disponible.

Es esencial que la comunidad internacional no sólo aumente la financiación, sino que también promueva una mejor selección de objetivos de inversión en investigación de la vacuna del SIDA y el desarrollo de productos, un liderazgo político firme y una asistencia extendida para I+D a las naciones en desarrollo. Para facilitar una mayor colaboración y coordinación en la búsqueda de una vacuna del SIDA, se puso en marcha la Coalición Mundial para las Vacunas del VIH/SIDA (The Global HIV/AIDS Vaccine Enterprise), de la que IAVI es miembro fundador. (3)

IV. Conclusión

Las vacunas y los microbicidas como opciones que las mujeres pueden llegar a controlar mantienen la promesa de contarse algún día entre las herramientas más poderosas para asegurar la salud y la igualdad en el mundo. Por este motivo, la comunidad internacional debe asegurar la inclusión de la I+D de la vacuna del SIDA y de los microbicidas dentro de unas agendas más amplias para el desarrollo y la reducción de la pobreza.

Por consiguiente, acelerar la investigación sobre vacunas y microbicidas debería estar entre las principales prioridades de salud mundial (y de la salud de las mujeres).

Activistas de los derechos de las mujeres, diseñadores de políticas, investigadores, organizaciones para el desarrollo y otros organismos comprometidos en la mejora de la vida de las mujeres en todo el mundo, y especialmente en los países en desarrollo, deberían dar prioridad al aumento del apoyo sostenido a la investigación de la vacuna del SIDA y asegurar la significativa implicación de las mujeres a lo largo del proceso de I+D.



Para capacitar a las mujeres debemos... apoyar el desarrollo de una vacuna del SIDA que sea segura, eficaz y accesible para mujeres y niñas.
Geeta Rao Gupta, Presidenta del Centro Internacional para la Investigación sobre Mujeres

REFERENCIAS

1 ONUSIDA, Situación de la epidemia de SIDA. Ginebra: ONUSIDA, 2004.
2 Grupo de Trabajo para la Búsqueda de Recursos para las vacunas del VIH y los microbicidas, Búsqueda de Recursos para Investigación y Desarrollo de una vacuna preventiva del VIH: Estimaciones de Inversión y Gasto Anuales de 2000 a 2005 (borrador pre-publicación 2005).
www.iavi.org
3 KLAUSNER, R. ET AL, “The Need for a Global HIV Vaccine Enterprise”, Science 300.5628(2003): 2036-39.
PARA MÁS INFORMACIÓN
Otras publicaciones (en inglés) de la Iniciativa Internacional por una Vacuna contra el SIDA (IAVI): A Gender in AIDS Vaccine Trials: Addressing challenges in developing countries
www.iavi.org/GenderInAIDStrials
A FAQ on Women and HIV
www.iavi.org/WomenHIVfaq
The Role of Vaccines and Microbicides in a Comprenhensive HIV Prevention
www.iavi.org/RoleVaccinesMicrobicides
Coalición Mundial sobre Mujeres y SIDA
http://womenandaids.unaids.org
Partenariado Mundial por los Microbicidas
www.ipm-microbicides.org
Hoja informativa sobre mujer y VIH del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de EE UU (NIAID, en sus siglas en inglés)
www.niaid.nih.gov/factsheets/womenhiv.htm

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Suscripción a los servicios informativos de gTt

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30