gTt-VIH

  1. Lo+Positivo 51, verano 2012
  2. En Persona

Óscar: Me siento un ciudadano de tercera

Óscar Manzo. 40 años. Diplomado en turismo.
Óscar es venezolano y lleva cuatro años en España, dos con la situación regularizada y tarjeta de residencia. Hasta el momento, ha recibido una asistencia sanitaria correcta, pero tiene miedo de que la situación empeore. Ahora vive en Santander y, para revertir esta situación, lucha como voluntario en la ACCAS, la Asociación Ciudadana Cántabra Antisida.

Foto: Óscar
LO+POSITIVO (LMP): ¿Has recibido un buen trato médico?

Óscar (Ó): Si. Pasé dos años sin papeles en Málaga, pero tenía tarjeta sanitaria, porque antes, con constar en el padrón municipal, ya era suficiente. Lo que necesité fue ayuda con los trámites de la ONG de mi ciudad, ASIMA, porque son complicados.

LMP: ¿Has vivido en otros sitios desde entonces?
Ó: De Málaga pasé a Gran Canaria. Allí tuve el apoyo de otra organización, Amigos contra el Sida. Me ayudaron también en los trámites. Y cuando fui a Cataluña, en agosto de 2009, fue donde tuve más problemas. Concretamente en el Hospital del Mar. Necesité que Luis y la gente de Stop Sida me ayudaran. Pero ellos, finalmente, me consiguieron tramitar la tarjeta, gracias a un convenio que tienen con la Generalitat.

LMP: ¿Y ahora ya está todo solucionado?
Ó: Vivo en un piso de acogida en Santander que tiene la Asociación Ciudadana Cántabra Antisida. Está bien, ya que, además de techo, cama y tres comidas, hay un grupo de personas, entre las que se encuentra una psicóloga, que están pendientes de nosotros en cuanto a necesidades personales y emocionales, e incluso velan por nuestros intereses económicos haciendo hasta un plan de ahorro para los que cuentan con ingresos fijos procedentes de sus pensiones.

LMP: ¿Trabajas?
Ó: Me han dado un permiso de residencia, pero no me permite trabajar. Estoy en las mismas: pertenezco a la economía informal, pero no cotizo en la Seguridad Social. O sea, que tengo acceso al médico pero no puedo trabajar. Aunque no me puedan deportar, me siento un ciudadano de tercera.

LMP: ¿Tienes problemas de dinero?
Ó: Hasta hace poco, cuando cada mes tenía que reunir dinero para pagar una habitación, me entraban unos miedos horrorosos. Intento dar clases de inglés, pero son unos ingresos muy variables. Una semana haces 50 euros, en otra nada… No puedo acceder a ninguna bolsa de empleo, mi tarjeta no me permite trabajar. Suerte que mis padres me ayudan con 200 euros al mes.

LMP: ¿Cuál sería la solución?
Ó: Necesitaría alguien que me contratara y esto podría modificar mi permiso de residencia. O si no, esperar a septiembre, porque podré solicitar la nacionalidad. Aunque hay que ver si me la dan, porque puede demorarse mucho.

LMP: ¿La situación te angustia?
Ó: La crisis nos ha afectado a todos, pero para el que no trabaja ni tiene ingresos, es muchísimo peor. No sabes con cuánto dinero vas a contar. No puedo recibir ninguna ayuda del gobierno.

LMP: ¿Qué situación hay en Venezuela?
Ó: En Latinoamérica existe una desinformación grotesca respecto al VIH. El sexo ya es un tabú, ¡imagina hablar de una enfermedad que se transmite por relaciones sexuales! Esta falta de información acarrea todo tipo de problemas, se crean situaciones de riesgo y la gente cae como moscas.

LMP: ¿Pero hay buenos programas gubernamentales?
Ó: En la capital, Caracas, existe una cierta respuesta desde las ONG, pero en el resto de un país de 30 millones de habitantes, no hay nada. Del VIH no se habla. Además, hay problemas muy importantes con la asistencia sanitaria. Mi madre me decía por teléfono que hace siete meses que no hacen pruebas para saber las cargas virales porque no hay reactivos. Me entristece, ¡porque en mi país hay dinero! Pero se queda en los bolsillos de la cúpula. ¡Si sólo por el petróleo entran millones de dólares diarios!

LMP: Y la población está desasistida…
Ó: Los venezolanos son tan vulnerables como los africanos. La falta de educación, la ignorancia, son lo peor que le puede pasar a un país. Y con el VIH, la población se está jugando la vida.

LMP: ¿Cómo afrontas el futuro?
Ó: Me quejo, pero soy una persona proactiva. Hablo inglés y me gustaría mucho entrar en el ruedo laboral. Lo que me da pena son todas las personas que conozco que no tienen papeles y que están en riesgo de quedarse sin asistencia. ¡Hay que hacer algo para que esto no sea así!

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

No hay comentarios aún ¡Sé el primero en dejar uno!

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





VIH, embarazo y salud materna. Guía básica para mujeres que viven con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30