gTt-VIH

  1. Lo+Positivo 47, otoño 2010
  2. Opinión

Yo acuso

Esta es la historia de uno de los 66 millones de trabajadores europeos afectados por enfermedades causadas por riesgos psicosociales, según datos de la Comisión Europea. Pero yo no soy un mero dato estadístico.

La enfermedad y la muerte en el trabajo no pueden ser planteadas como un conjunto de datos técnicos, de estadísticas, de porcentajes, de índices de frecuencia o de incidencia. No quiero pertenecer a las mayorías silenciosas convertidas en analfabetos emocionales. Cuando sufres violencia, acoso, estrés, ansiedad y depresión ocasionados por un trabajo de vigilante de seguridad en el metro, estaciones de trenes, grandes superficies, centros de menores, narcosalas, entidades bancarias…, enfrentado día y noche a la presión de la empresa y a una sociedad violenta, entran en juego las emociones y los sentimientos, que obligan a elegir entre la dignidad o la indignidad.

La indignación me persigue y me induce a buscar la caja negra sobre las causas de tanta enfermedad y sufrimiento, y a hacer visible un tipo de delincuencia fría y calculada, que los ingleses llaman ‘asesinatos de corporación’. A todo ello se une la desidia de la judicatura y del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), que niega sistemáticamente toda relación entre la enfermedad que padezco y el trabajo que me la causó, obligándome a un proceso judicial que, en la actualidad, está en manos del Tribunal Supremo.

Por todo ello, YO ACUSO a quienes han convertido el trabajo en un lugar de violencia, acoso y enfermedad. Acuso a aquellos médicos de empresa, de mutuas y de la Seguridad Social que se equivocaron de cliente, que negaron toda evidencia científica y legal, rechazando los riesgos y enfermedades psicosociales derivados del trabajo. Acuso al INSS de no darme la protección médica, social y económica que me corresponde. Acuso a ciertos jueces, magistrados y fiscales de mostrarse insensibles ante los sufrimientos de los trabajadores.

Yo, Francisco, acuso de no haber enfermado por ser portador del VIH, VHB y VHC desde el año 1985, sino por las condiciones en que trabajamos los vigilantes de seguridad. Siempre he llevado una vida normal, estoy casado desde el año 1989 y tengo un hijo desde el año 1990, que va a comenzar a ir a la universidad este año. Sin embargo, sí he enfermado como consecuencia de las
condiciones de estrés, ansiedad y depresión que llevo sufriendo desde hace muchos años. Para colmo, me condenan a una incapacidad total, que dicen que es por causa del sida, lo que contradice la opinión de mi médico (del Hospital Carlos III de Madrid) y de mi psicólogo, quienes afirman que mi trabajo es el responsable de mi situación y estado de salud.

Así las cosas, no me queda más remedio que salir a la luz pública y denunciar mi situación de abandono y desidia por parte de la administración, y sacar a la luz pública mis enfermedades, las cuales, hasta ahora, eran solamente privadas, de mi entorno.

Os doy las gracias por escucharme y mostrarme vuestro apoyo.
Recibid un saludo muy afectuoso.

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

No hay comentarios aún ¡Sé el primero en dejar uno!

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Sociedad y VIH, Testimonios

Contactos para personas con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!