gTt-VIH

  1. Lo+Positivo 47, otoño 2010
  2. Opinión

Desde la orilla de la esperanza

Hoy, gracias a los nuevos fármacos y el buen hacer de nuestros equipos sanitarios, ha mejorando de manera considerable nuestra calidad de vida, que ha sido y es precaria como consecuencia de la infección.

Pese a que hemos avanzado mucho, el problema sigue ahí. Nuestros médicos nos conocen físicamente mejor que nuestra madre. Con ellos hemos sufrido las pérdidas de seres queridos, de personas con las que compartías habitación en los ingresos hospitalarios. Con esto quiero decir que nuestros equipos humanos sanitarios son tan próximos como lo es la propia familia. A ellos les debemos seguir vivos y con ganas de continuar haciéndolo. Que nos hayan enseñado a aceptarnos y a que otros nos quieran por lo que somos y no nos rechacen por lo que tenemos.
Imagen: El nudo de su corbata

Ésa es la misión que debemos asumir. Convencer a los demás, informándoles de que TODAS las enfermedades son malas e indeseadas. Las enfermedades sólo se diferencian por su gravedad, jamás por su causa. Dice una amiga que ¿quién pone agenda a la vida? El rechazo hacia la enfermedad no es más que un miedo irracional e ignorante que bloquea la mente de quien lo ejerce. Pero quienes lo sufrimos sin piedad, terminamos aislándonos y empeorando con ese comportamiento ajeno y encubiertamente agresivo nuestra ya mermada salud.
Tan grave como es la decisión que ha impuesto hace dos meses (estivales y a traición) la conselleria de Sanitat de la Generalitat Valenciana, que voy a explicarles para que vean lo insensibles que pueden llegar a ser con temas tan trascendentales como la salud.

Justificando una reestructuración en la gestión económica hospitalaria, sin previo aviso a los afectados y profesionales sanitarios, han decidido derivarnos en la dispensación de medicamentos a otros hospitales para repartirse, dicen, los gastos según el que nos corresponde por empadronamiento. Es decir, que sin consultar los efectos de esta decisión unilateral que nos imponen, van a desvincularnos de nuestros hospitales de origen, cuando existen recomendaciones de especialistas de que seamos dispensados en el mismo hospital donde se nos atiende desde hace años, ya que es más eficaz la adhesión a los fármacos, pues dan mejores resultados los tratamientos si se reciben con una buena dosis de ánimo y optimismo.

Este hecho insólito, sin margen para poder reaccionar, porque se ha hecho desde el oscurantismo, nos sorprendió al ir a recoger nuestra medicación mensual, en mi caso al Hospital General Universitario de Valencia, donde, por cierto, para evitar las reacciones adversas de algunos afectados, han dotado de seguridad privada al dispensario. No han tenido en cuenta que esta derivación va a originar (ya está sucediendo) negativas consecuencias en la salud de muchos afectados, al añadir una ansiedad innecesaria que alimenta la preocupación y la incertidumbre; que repercute en la salud de los afectados, quienes volvemos a sentir cernirse sobre nosotros las tinieblas de un pasado de exclusión y estigmatización que ya creíamos haber superado, o que al menos estaba en vías de normalización social.

Gracias señor conseller, Manuel Cervera Taulet, por su consideración, en mi nombre y en el de los demás afectados. No se imagina usted el daño que está causando. Por otra parte, están aquellos afectados que tenemos que empadronarnos dentro de la Comunidad con frecuencia, cada uno o dos años, por motivos laborales, en el caso de mi pareja. ¿Tendrán que venir conmigo los dos tomos de mi historial clínico allá donde vayamos? ¿Me atenderán en esa brevedad de tiempo con la misma efectividad que mi médico de siempre con una relación de más de veinte años? Lo dudo, y quien sabe de esto, seguro que también, señor Cervera.

Nuestros médicos son ‘valores’, ustedes sólo gestores de los que a todo le quieren poner precio. Pero se equivoca. Lo comprobará cuando sobre su mesa de madera noble o de diseño le lleguen informes desfavorables por su lamentable decisión con causas irreparables. El tiempo nos lo dirá. Y cuando los lea, tendrá (porque no hay más remedio que hacerlo a veces) la necesidad de hacer holgura al nudo de su corbata porque le aprieta demasiado y le invade un calor sofocante. Cuando tomen este tipo inaudito de decisiones, por mi bien y el de muchos, asesórense a fondo por aquellos que conviven cada día con una realidad que ustedes desconocen e ignoran. Hablen antes con los profesionales, con las asociaciones de afectados de Valencia. Sondeen antes de agujerear, porque si lo hacen al revés, como ahora está ocurriendo, sólo conseguirán sembrar de vacíos nuestra paz, que ya vive en continúa guerra. No haga oídos sordos a las cartas que le dirigen con su silencio administrativo.

Aún estoy esperando recibir una respuesta de usted y del gerente del Hospital General Universitario de Valencia, el señor Sergio Blasco Pérez, y nadie de sus departamentos ha tenido a bien contestarme. Pero no me importa si escuchan a los que han de escuchar desde sus puestos de responsabilidad con mayor atención: a quienes nos cuidan, los facultativos sanitarios. A quienes nos defienden y nos representan a través de las asociaciones de afectados. Porque, según dice la organización sin finalidad de lucro con sede en Valencia JURISIDA, compuesta por expertos y activos voluntarios en leyes sanitarias, como “único presupuesto ideológico”: “La Dignidad es inviolable”.

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

No hay comentarios aún ¡Sé el primero en dejar uno!

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Sociedad y VIH, Testimonios

Consultas sobre tratamientos del VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!