gTt-VIH

  1. Lo+Positivo 45, primavera 2010
  2. Opinión

Ser consciente

opina. Hasta los 35 años, aproximadamente, tenía poco conocimiento de lo que representaba para las personas tener el sida.

Conocía el AIDS, pues no vivía en España; estudiaba fuera, en el extranjero. La poca información que poseía me hacía pensar que el verdadero problema lo tenían los homosexuales y drogadictos; en definitiva, pensaba que lo que sabía era suficiente, que mi salud no estaba en riesgo si no cometía excesos y no tenía vicios. En casa, cuando mis estudios me permitían volver por 15 días, tampoco era tema de conversación.
Imagen: Ser consciente
Fui plenamente consciente de lo que es ser seropositivo y tener el sida cuando entré en prisión y vi todo lo que vi. Me impactó mucho, pues me propusieron trabajar en la enfermería [en el área de Psiquiatría] y acepté. Fue allí donde empecé a recoger información, puesto que, como he comentado antes, desconocía las diferentes facetas de la enfermedad, es decir, las fases.
De forma voluntaria, asistía a todas las charlas, me preocupaba de todo e iba asimilando la problemática, sin saber que un día, el destino, o lo que fuera, me convertiría a mí también en portador del VIH, y que eso iba a cambiar mi forma de pensar y a entender mejor a las personas que viven con esta enfermedad.
Al darme la noticia, un médico considerado, especialista en VIH, tuvo mucho tacto y me explicó e informó acerca de mi infección, en concreto, tranquilizándome, pues, al no haber tenido antes ningún problema de salud (de riñones, hígado, etc.), podía llevar una vida normal, cuidándome. Sería sólo una enfermedad crónica.

En principio, haciéndome analíticas de control y siguiendo como hasta ahora, sin consumir de drogas ni alcohol (algo que sigo al pie de la letra), no me haría falta tomar medicación. El tiempo dirá.

A nivel personal, no acepto la forma de transmisión, pero, evidentemente, asumo la realidad y pondré todo de mi parte para seguir como sigo. Desde el punto de vista psicológico, lo mismo. He reflexionado, meditado sobre el problema, lamentando mi mala suerte, preguntándome a mí mismo, sin obtener respuesta. Fueron meses duros ante una noticia así, inesperada; noches en vela, pensando, pero asumiendo la realidad del presente.

Poco a poco, utilicé mi energía para lo positivo. En vez de lamentarme, seguí y sigo informándome de todo lo relacionado con el VIH, y sus consecuencias.
Espero mi último análisis. Personalmente me encuentro como siempre, bien; echo de menos poder hacer deporte (footing), el cemento no me convence.
Deseaba, necesitaba expresar algo. No lo he comentado nunca con nadie; ni con mi familia. Tal vez, algún día lo haga.

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

No hay comentarios aún ¡Sé el primero en dejar uno!

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Sociedad y VIH, Testimonios

Consultas sobre tratamientos del VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30