gTt-VIH

  1. Lo+Positivo 45, primavera 2010
  2. Opinión

Seguiré luchando desde la calle

El 25 de enero de 2010 hizo cuatro años que estoy en prisión, de los cuales tres los pasé en Zuera (Zaragoza).

En todo este tiempo, y poco a poco, la necesidad de ayudar a los demás hizo que me implicara de lleno en el tema del VIH/sida. Empecé recopilando información y leyendo todo tipo de artículos que había a mi alrededor. El primer año, en el Día Mundial del Sida –el 1 de diciembre–, colaboré con otras personas y dimos una charla en el Centro Sociocultural de la prisión.

Este año ha sido para mí totalmente distinto: organizamos, tres compañeros y yo, todo el tema. El educador encargado de actividades nos dio vía libre, y junto a una ATS del centro y la coordinadora del Proyecto Hombre Prisión, empezamos a preparar las charlas informativas para las personas internas.
Intentamos, en todo lo posible, que fuera una charla amena y que la información que se les daba se pudiera entender fácilmente; y digo amena porque la prisión no es la calle.

Hicimos una presentación en PowerPoint con ilustraciones y, a la vez, nosotros leíamos la información sobre embarazo, alimentación, transmisión, prevención, etc.

Yo, personalmente, he llegado a implicarme tanto que no dejo de leer y releer toda la información que llega a mis manos. Por desgracia, me di cuenta de la poca información que se tiene, sobre todo entre las personas privadas de libertad. Resulta sorprendente que, después de 30 años más o menos, aún sigan haciendo preguntas como: ‘¿Me puedo infectar por cortar el pelo de un seropositivo?’, o ‘¿me puedo infectar por ponerme unos calzoncillos prestados de un compañero de celda seropositivo?’. En fin, decepcionante…
En la prisión, el rechazo que viven estas personas no tiene ni punto de comparación con el que sufren en la calle, tanto es así que ha llegado a hervir mi corazón.

Por esta razón, quiero seguir colaborando e informándome para poder estar siempre al día, también en la calle, pues no quiero dejar algo que comencé en la prisión, por curiosidad, despertando hoy en mí todo el amor, cuidado y comprensión, y la necesidad de dar a todas estas personas que tanto lo necesitan.

Me gustaría gritar, pedir ayuda, voluntarios, en fin, más gente que se implique, para poder ir a las prisiones a informar, pues es un mundo aparte, lleno de drogas y rechazo.

Pongámonos manos a la obra, que tal como está hoy el mundo, vendrán muchos más virus y tenemos que estar preparados, en todos los sentidos.
Yo seguiré en contacto con vosotros. Si todo va bien, saldré en breve en tercer grado, pero seguiré luchando desde la calle.

Encuentra más testimonios y opiniones de personas con VIH en:

gtt-vih.org/participa/historias_personales

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

No hay comentarios aún ¡Sé el primero en dejar uno!

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Sociedad y VIH, Testimonios

Suscripción a los servicios informativos de gTt

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30