gTt-VIH

  1. Lo+Positivo 45, primavera 2010
  2. A Ciencia Cierta

Especial CROI 2010: Complicaciones óseas

La osteopenia (densidad mineral ósea [DMO] reducida) y la osteoporosis (evolución de la osteopenia, de mayor gravedad) son afecciones que están apareciendo con frecuencia entre personas que tienen VIH.

Imagen: CROI Complicaciones óseasLa infección crónica por el virus de la inmunodeficiencia humana y el empleo de determinados antirretrovirales han demostrado una influencia directa en su desarrollo. El envejecimiento de la población con VIH está, además, contribuyendo al aumento de la incidencia de estas enfermedades, ya que la menopausia y la edad son factores que incrementan el riesgo de padecer osteopenia y osteoporosis.

Aunque la reducción de la densidad mineral ósea se ha observado en muchos ensayos clínicos, dicha disminución no se había asociado con un aumento real en el riesgo de fracturas. Sin embargo, en esta edición de la CROI varios estudios han encontrado que la relación entre el VIH y el riesgo de fracturas es distinta en hombres y mujeres.

Un ensayo de EE UU que contó con hombres veteranos del ejército mostró que aquéllos que tenían VIH presentaban un riesgo ligeramente superior de sufrir fracturas (abstract 129). No obstante, una investigación que contó con mujeres más jóvenes encontró que la infección por VIH no supuso ninguna diferencia real en cuanto al riesgo de fracturas (abstract 130).

En el primer estudio, un equipo de investigadores estadounidenses comparó el riesgo de fracturas por fragilidad (las vinculadas a una baja densidad ósea) entre 40.000 hombres con VIH y otros 80.000 sin el virus. Se vio que los varones con VIH tuvieron una probabilidad un 38% superior de presentar dichas fracturas.

Entre los factores de riesgo se incluyeron una edad mayor, un peso corporal reducido, el consumo de alcohol y el daño cerebral. Sin embargo, unos recuentos de CD4 más elevados estuvieron relacionados con un riesgo menor de sufrir fracturas.

El estudio, que monitorizó las tasas de fracturas a lo largo de cinco años en mujeres más jóvenes con y sin VIH, puso de manifiesto que dichos valores fueron esencialmente similares entre ambos grupos de mujeres (9% y 7%). Entre la población femenina seropositiva, tener un historial de enfermedades graves asociadas al VIH y una edad mayor fueron factores relacionados con un aumento del riesgo de fracturas.

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

No hay comentarios aún ¡Sé el primero en dejar uno!

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta






¿Se puede tratar la lipodistrofia en la cara? ¿Lo cubre la Seguridad Social?

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30