gTt-VIH

  1. Lo+Positivo 38, otoño 2007
  2. En Persona

¿Cómo pude hacerme esto a mí misma?

en persona

Culpa y autojuicio tras el diagnóstico del VIH, y cómo intentar superarlos


Al servicio del cambio


Como counsellor, tengo el privilegio de estar presente y formar parte del espacio donde tienen lugar procesos de reflexión y toma de conciencia. Un proceso de este tipo permite a la persona ser más ella misma mientras se convierte en motor de cambio para la transformación de su vida, y constituye una oportunidad para que ésta se acerque lo más posible a lo que un@ desea. El counselling es una de las grandes herramientas, igual que muchas otras, al servicio del cambio.
Ilustración: Autojuicio y diagnóstico
Casi todo el mundo que llega hasta este espacio lo hace porque hay algo en su vida que no le permite estar o vivir bien. El diagnóstico del VIH es una noticia que produce un malestar que tiene que ver con la salud y con la aparición de una enfermedad que puede llegar a ser mortal, por lo que el cambio está servido.

En los últimos años, ha aumentado considerablemente el número de mujeres diagnosticadas de manera inesperada en un estado avanzado de la infección y que no habían tenido ninguna percepción de riesgo, ya que su vida sexual se limitaba al ámbito conyugal o matrimonial, más concretamente en parejas de muchos años –más de una década de relación–. En esas circunstancias, el diagnóstico no sólo es una mala noticia para la salud, sino que produce, además, el descalabro de toda una vida. Supone destapar una mentira, una farsa, todo un montaje aparentemente armónico que se desbarata como un castillo de naipes.

Esta sorpresa comporta, por una parte, el desmantelamiento de la vida social, de la proyección hacia fuera, y por otra, de la vida más íntima, de la proyección hacia dentro. Los fundamentos se tambalean. Todo aquello que tenía sentido deja de tenerlo. Suele haber una gran sensación de traición y un alto grado de autojuicio, que trae mucha culpa por el hecho de no haberlo visto venir. La culpa y un diagnóstico de VIH forman una combinación explosiva.

Cimientos que se derrumban


La primera fase es, principalmente, de shock. Junto a la perplejidad, coexiste un estado de salud muy delicado que exige mucha fuerza y cuidados para, sencillamente, sobrevivir. Después, cuando el estado de salud encuentra cierta estabilidad, la mujer comprueba que la vida continúa, pero el montaje que hasta entonces había sido su vida ha perdido sentido. Durante esta fase, los cuestionamientos son más imperativos porque están referidos a lo cotidiano. Se combinan momentos de autojuicio con otros de sentirse engañad@ y traicionad@. Las emociones de aflicción, miedo, rabia y enfado hacia la pareja ocupan mucho espacio. Los cimientos se han derrumbado, la forma de vida que parecía tan segura se ha desvanecido. Al mismo tiempo, la mujer también se siente culpable por no haber sabido evitar que todo esto pasase. De alguna manera, siente que no ha cumplido con el deber de ser una buena mujer capaz de satisfacer y colmar a su pareja. La incertidumbre es muy grande. Literalmente, se despiertan fuertes emociones no deseadas hacia la persona en la que confiaba. El odio, la rabia, el enfado y la furia son emociones muy difíciles de reconocer y aceptar para una mujer, ya que hemos sido educadas dando por supuesto que no nos corresponden ni nos honran. Por ello, reconocerlas resulta difícil, costoso y doloroso.

Son momentos inevitables. En el fondo, no es otra cosa que volver a conectar con el hecho de estar viva, y es de gran importancia que la mujer tenga acceso a apoyo profesional.

Transformar y cambiar

Imagen: Autojuicio / Mujer VIH
El espacio que ofrece el counselling puede convertirse en la clave del acompañamiento en el proceso de identificación y aceptación de las vivencias y las emociones. Un espacio en el que poder contrastar y comprender mejor la información que tiene que ver con la salud. Un espacio en el que las emociones se respetan, se escuchan… donde todos los sentimientos que despierta el nuevo diagnóstico pueden ser expresados con libertad, sin temor a no ser comprendid@, a ser rechazad@ o considerad@ una molestia para la vida de las personas que te necesitan.

Poder sacar provecho de esta crisis puede parecer una ilusión o un imposible, pero la experiencia me permite reafirmarme en que es una oportunidad real. Bien mirado, no es fácil ni agradable, significa pasar por muchos momentos de incertidumbre y dolor. Pero el mismo valor de afrontar la crisis y la incomodidad es el que hace posible la transformación para volver a recuperar el centro, la autoestima y la capacidad de gestionar los propios recursos, tanto externos como internos.

Desde este camino de trabajo personal que, básicamente, propone conectar con el dolor y la pérdida en lugar de negarlas o evitarlas, la mujer puede volver a lo que necesita para su propia vida y recuperar el poder de su existencia de manera que pueda decidir qué desea transformar y cambiar.

Así, puede tener lugar otra fase: la de las transformaciones. La transformación de la autoestima, que pasa de intentar nutrirse del/de la otr@ a hacerlo del propio valor y la confianza en un@ mism@. El paso de ser víctima a ser una persona con dificultades y capacidades para hacerles frente. La transformación de la culpa, ya sea hacia otra persona o hacia una misma, en autorreflexión y autoconocimiento, en respeto y responsabilidad de las propias decisiones.
Todo esto conforma un camino para transitar por las adversidades.

Evidentemente, no es algo que se haga en cuatro días ni tiene ninguna fórmula mágica, y mucho menos instantánea. Conectar conscientemente con el dolor y la decepción es lo que permite sanar, aunque produzca temor. Y cada persona debe poder encontrar su ritmo y su manera personal de seguir el proceso de hacerse responsable y respetarse.

Durante este tiempo, la mujer se plantea la continuación o no de la relación de pareja. Es una decisión muy compleja y, en la mayoría de los casos, la confianza ha quedado tan deteriorada que no es posible continuar. Y no es sino hasta más adelante, bastante más adelante, cuando se plantea el comienzo de una nueva relación, ya sea esporádica o continuada.

Un reto aún mayor


Ha llegado otro momento clave. El gran dilema es si decir o no decir que soy seropositiva. Aquí es importante reflexionar para comprender el derecho a la confidencialidad, a la intimidad y el deber o no de proteger al otro. Haber trabajado lo que supone ser responsable de las propias decisiones y riesgos permite tener en cuenta la responsabilidad de la otra persona. En una relación, cada persona tiene su parte de responsabilidad, fifty-fifty, al cincuenta por ciento. Cuando una persona ha trabajado para dejar de ser víctima, se puede posicionar de manera diferente delante de la otra y establecer una relación horizontal basada en el respeto y el autocuidado. Evidentemente, la experiencia pasada hace que afloren miedos e inseguridades, emociones incómodas.

En cualquier relación humana, la transformación y el cambio personales se consideran retos considerables, tan loables como delicados. En las relaciones sexuales, el encuentro entre personas, la asunción de responsabilidades, se convierte en un reto aún mayor. Lo cierto es que no hay mucha literatura sobre el tema, porque a la hora de la verdad, cada persona sólo se tiene a sí misma para decidir, para disfrutar y para crecer.

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

No hay comentarios aún ¡Sé el primero en dejar uno!

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Sociedad y VIH

Transmisión sexual del VIH - Guía para entender las pruebas de detección y el riesgo en las prácticas sexuales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30