gTt-VIH

  1. Lo+Positivo 38, otoño 2007
  2. Al Detalle

Entrevista a Dolors Camats, Diputada del Parlament de Catalunya

al detalle

Dolors Camats i Luís es diputada por Iniciativa per Catalunya-Els verds en el Parlament de Catalunya. Camats forma parte de la comisión de Cooperación y Solidaridad del mismo y es muy activa en la respuesta integral al VIH, tanto a escala nacional como internacional. Defiende el compromiso del gobierno de Cataluña en la respuesta al VIH desde una perspectiva global y la labor de la Iniciativa Internacional por una Vacuna contra el SIDA (IAVI, en sus siglas en inglés).
Foto: Dolors Camats
LO+POSITIVO (LMP): ¿Por qué crees que es tan necesario dar una respuesta integral al VIH?
Dolors Camats (DC): A través del contacto con gTt e IAVI he descubierto que el VIH es un factor de no desarrollo. Igual que la guerra, de una forma muy evidente, es un factor de no desarrollo, que frena el progreso de los pueblos y que tiene consecuencias a largo plazo; el SIDA en África, por ejemplo, es un elemento fundamental para entender por qué el factor humano no acaba de desarrollarse en la sociedad. El SIDA ha provocado la pérdida de generaciones enteras, el cuidado obligado de los abuelos a los nietos porque han quedado huérfanos… Es todo un traspié demográfico, social y económico, un impedimento más para el impulso de algunas poblaciones africanas. Por tanto, existe la necesidad de trabajar para realmente, de momento, detener la expansión y después erradicar el virus.

LMP: ¿Qué papel debe desempeñar Cataluña y el Estado español frente al VIH/SIDA fuera de sus fronteras?
DC: Está claro que no nos podemos desentender. Si se reconoce que el SIDA es un factor de subdesarrollo y un factor que condiciona el crecimiento económico, demográfico y social, hay que trabajar para solucionarlo. Tenemos que ir a la raíz del problema del subdesarrollo y por tanto tenemos que trabajar en eso: no podemos mirar a otro lado. Desde el punto de vista de las relaciones internacionales, de la cooperación para el desarrollo, desde el punto de vista humanitario o de las relaciones Norte-Sur. Desde cualquiera de las perspectivas, el SIDA es un obstáculo. Se tiene que aportar todo lo que sea necesario para afrontarlo, con compromisos, con apoyo económico.

LMP: ¿Y qué iniciativas cree que se deben promover?
DC: Probablemente una de las iniciativas más avanzadas es la vacuna, pero creo que hay que apoyarla junto con medidas para paliar la situación, como atender a las personas que viven con VIH para evitar que desarrollen la enfermedad. En el tema de las vacunas, existe un esfuerzo triple. Por un lado el esfuerzo médico para encontrarla. Segundo, el esfuerzo que supone erradicar un factor de subdesarrollo. Y por último, la propia existencia de la investigación médica en sí misma supone una fuerte inversión económica con impacto positivo allí donde se lleva a cabo. Así que una vía sería la vacuna y la otra, el acceso a los medicamentos. Lamentablemente no es una prioridad para los gobiernos de los estados del Sur, que no tienen recursos y los pocos que tienen no los dedican de forma prioritaria a la atención médica de las personas. Tampoco es una prioridad para las empresas farmacéuticas, que no tienen una bolsa de negocio en estos países. Mecanismos e iniciativas como los Compromisos de Mercado Avanzado (AMC, en sus siglas en inglés) son los que pueden incentivar la investigación de la vacuna y de medicamentos para esas poblaciones. En mi opinión es un mecanismo positivo. Pero falta el compromiso de las farmacéuticas. Actualmente Novartis tiene un conflicto abierto con el gobierno de la India, por el genérico de una patente, pese a que este país alega razones humanitarias y recurre a lo pactado en la Convención de Doha, que permite saltarse las patentes en el caso de urgencia sanitaria.
 
LMP: Una respuesta generalizada de otros gobiernos, ¿haría que el sistema de patentes se rompiera?
DC: La fuerza que tienen hoy las empresas farmacéuticas evitará que algún gobierno, como mínimo occidental, rompa con el monopolio de la investigación y de mercado de las grandes empresas farmacéuticas. Por lo tanto, la rebeldía del Gobierno de la India, que no es inocente sino que incluye la intención de poder competir en un mercado de medicamentos, podría ser apoyada por la rebeldía de otros gobiernos de países en desarrollo. Los países desarrollados no se atreverán a romper las patentes, porque las farmacéuticas son donantes de las campañas públicas y tienen una buena estrategia de intereses. Forman parte de estos sectores ocultos que quedan detrás de cosas que no se explican o que no se entienden. Parece que Brasil, con el Gobierno actual y si no cambia, tiene vocación de romper monopolios y ciertas inercias, y la potencia para hacerlo.

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

No hay comentarios aún ¡Sé el primero en dejar uno!

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Sociedad y VIH

Suscripción a los servicios informativos de gTt

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30