gTt-VIH

  1. Lo+Positivo 36, invierno 2006-2007
  2. Opinión

Apostar de nuevo

jardín de infancia

Imagen: Apostar de nuevoTodo parece indicar que tenemos que apostar de nuevo. Es más, quizás lo suyo sea doblar la apuesta. Doblar la apuesta por la educación sexual, aquella que propicia un pensamiento crítico y responsable.

La recién comercializada vacuna del virus del papiloma humano (VPH) crea una situación nueva:
  • La vacuna fue autorizada por la agencia estadounidense del medicamento en junio de 2006 y 4 meses más tarde por la homologa comunitaria.
  • En España, l@s expert@s recomiendan vacunar a todas las niñas entre 9 y 14 años.
  • Los estudios muestran que el VPH y los cánceres asociados son más comunes entre las personas con VIH.
  • El cáncer cervical es un problema de salud mundial de primera magnitud.
  • Es la primera vacuna que tiene como objetivo principal prevenir el cáncer de cuello uterino.
  • Idealmente la vacuna debería administrarse antes de una posible exposición al virus.
  • Se espera que la vacuna beneficiará a l@s niñ@s con VIH antes de que haya una exposición al VPH, igual como se espera de l@s niñ@s no inmunodeprimidos.
  • También se espera que la vacuna será efectiva a la hora de parar las infecciones recurrentes o reactivaciones en aquell@s personas con VIH ya expuestas al VPH.
  • Es la primera vacuna que está recomendada, para empezar, solamente a las niñas.

Hasta aquí todo bien, prometedor y casi fantástico. Los problemas están surgiendo entorno a la edad de vacunación y sobre la cuestión de si es obligatoria o recomendable.

El quid de la cuestión es que será recomendada para las niñas antes del inicio de las relaciones sexuales, ya que su potencial beneficio puede disminuir conforme aumenta la exposición al virus. Poco les ha faltado a algunos sectores sociales conservadores para cuestionar la vacuna aludiendo a que puede animar indirectamente a las niñas a iniciar más temprano su actividad sexual. Dicen que en el caso de ser obligatoria puede alentar la promiscuidad e infringir los derechos de la patria potestad.

Por suerte, para mi entender, hay otros sectores de la sociedad que ponen el acento en que se trata de una prevención para el cáncer. Además, poner a una niña la vacuna del VPH es lo mismo que ponerle la vacuna del tétano: sólo por saberse protegidas las niñas no corren a jugar con clavos oxidados.

Siempre, siempre, siempre, lo más efectivo será tener el acceso a una muy buena educación. Y no menospreciar el derecho de estas niñas a tomar decisiones libres y responsables sobre su sexualidad.

Por otra parte, un buen sistema sanitario es aquel que, a parte de proporcionar productos como una vacuna y establecer directrices de acuerdo con un criterio de salud pública, también ofrece a sus usuari@s un conjunto de servicios y prestaciones llevados a cabo por un grupo de profesionales muy bien cualificad@s.

Una de las grandes deficiencias de la mayoría de sistemas sanitarios es la carencia de servicios de salud sexual y reproductiva especialmente pensados para adolescentes. El gran reto de la llamada medicina adolescente es ayudar a sus pacientes a encontrar un sendero hacia un estilo de vida saludable con el que se sientan confortables.

Ésta es una responsabilidad compartida como profesionales de la salud, líderes de la comunidad y defensores de los derechos.

Nosotr@s debemos procurar que l@s niñ@s crezcan con los conocimientos y habilidades necesarios de forma que puedan expresar su sexualidad responsablemente, disfrutar de su derecho a la salud sexual y al placer, y evitar los problemas que son evitables. Unos problemas que también son nuestros.

En un contexto así sería más fácil ver la vacuna del VPH como una buena noticia, como una posibilidad más, como una situación más para ver ampliado el concepto de salud y con él, el de prevención.

El Virus del Papiloma Humano es un virus de transmisión sexual. La transmisión se da por medio del contacto genital (sexo vaginal o anal) y puede afectar a los genitales de las mujeres y de los hombres. Existen unos 100 tipos diferentes y algunos pueden provocar cáncer de cuello uterino o verrugas genitales.

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

No hay comentarios aún ¡Sé el primero en dejar uno!

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Opciones de tratamiento de la dependencia de opiáceos para personas que viven con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!