gTt-VIH

  1. Lo+Positivo 26, otoño 2003
  2. Cuidarse

!A por los radicales!

a comer

 


EN ESTOS meses de frío y humedad necesitamos platos que nos den equilibrio, calor interior, reforzantes y mineralizantes. Por lo que en este número de LO+POSITIVO os hablaré de la hortaliza más sana y la mejor fuente natural de betacaroteno o pro vitamina A, además de pigmentos carotenoides que protegen el organismo de los radicales libres, la zanahoria contiene vitaminas C y E, así como antioxidantes. 

 

Otras de la cualidades de la zanahoria es que al masticarla actúa como dentífrico natural, ayuda a paliar los síntomas de la úlcera, ya que tiene propiedades cicatrizantes a nivel gástrico e intestinal. 

Una de las cualidades más destacadas es su contenido en betacaroteno o pro vitamina A, (de 8 a 12mg. por cada 100gr.) por lo que es un gran aliado para la salud de la vista, la piel y el cabello. 

Para acabar deciros, que cien gramos de zanahorias aportan el 110% de la vitamina A, el 13% de la C, el 5% de la E y el 10% del ácido fólico que necesitamos cada día. 

Y para l@s que hayan aumentado su nivel de colesterol debido a los antirretrovirales, deciros que en un estudio realizado en Escocia, voluntari@s que ingirieron 200gr de zanahorias crudas al día, redujeron un 11% su nivel de colesterol en tres semanas. Asimismo, la ingesta elevada de betacaroteno se relaciona con una reducción de hasta el 50% del índice de cáncer de vejiga, interino, colon, próstata, laringe y esófago, y un descenso del 20% del riesgo de padecer cáncer de mama después de la menopausia. 

Espero que después de saber todas las virtudes de esta hortaliza, y teniendo en cuenta su bajo precio en el mercado, la tengáis presente diariamente en vuestra dieta. 

Radicales libres

El cuerpo utiliza el oxígeno para obtener energía de los alimentos y la suministra a los procesos corporales. La hemoglobina, que contiene hierro, conduce el oxígeno por todo el cuerpo. Gracias a la hemoglobina nuestra sangre puede absorber cincuenta veces más oxígeno que el agua. A este proceso de conversión de oxígeno en energía se le denomina oxidación y es esencial para la vida. 

El sistema inmune crea procesos de oxidación para generar oxidantes (radicales libres, RL) que permiten la eliminación de bacterias y virus, producir hormonas y activar enzimas, pero la producción de estos oxidantes en exceso pueden interferir en los procesos bioquímicos normales y dañar las células corporales si no existe un control suficiente de los RL. 

También se pueden hallar en la naturaleza: contaminación atmosférica, la radiación ultravioleta, el tabaco, los rayos X, determinados medicamentos, etc. Además, las dietas ricas en grasas producen más RL, ya que se oxidan más rápidamente que las proteínas o los hidratos de carbono. Los alimentos fritos a altas temperaturas en aceites animales, aumenta su producción. 

Pero, ¿qué son los radicales libres? 

Los RL son átomos o grupos de átomos inestables que han perdido un electrón y por ello, fácilmente reaccionan con otras sustancias. En la naturaleza los electrones tienden a ir en parejas, por ello, los RL buscan constantemente el electrón que les falta. Para ello, desorganizan a otras moléculas biológicamente estables, que a su vez se transforman en RL y así sucesivamente, provocando una reacción en cadena que progresivamente va dañando a los tejidos. 

Un exceso de RL contribuye, en gran medida, a muchas enfermedades incluyendo las coronarias, el cáncer, las respiratorias, enfermedades inflamatorias, enfermedades neurológicas y determinadas enfermedades del ojo. 

Y, ¿cómo se pueden controlar? 

La solución está en los antioxidantes, ya que se encargan de neutralizar o inactivar a los RL, emparejando a los electrones que estaban desparejados. Esta acción permite la desintoxicación y protección del organismo, previniendo la destrucción de las membranas celulares biológicas. 

Los principales antioxidantes se encuentran en las vitaminas A, C y E. 

Una fuente importante de vitamina A es el betacaroteno, del que os hablamos en esta sección. La vitamina C es un antioxidante que a su vez protege a otros antioxidantes como la vitamina E. Finalmente, la vitamina E previene la oxidación de los lípidos, sobre todo de las membranas celulares. Afortunadamente estos tres tipos de vitamina las podemos obtener de las zanahorias. 

Fuente:

http://cultura.terra.es/cac/ciencia/consulta/portada.cfm?consulta_id=205 http://www.revistanatural.com/primavera299/antioxidantes.htm

 
 

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

No hay comentarios aún ¡Sé el primero en dejar uno!

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





¿Qué debo saber sobre las nuevas opciones de tratamiento contra la hepatitis C?

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!