gTt-VIH

  1. Lo+Positivo 21, primavera de 2002
  2. Opinión

La vía de los microbicidas

las más positivas

Los microbicidas son sustancias sintéticas o naturales que pueden ser aplicadas localmente antes de la penetración con el fin de anular la acción de organismos patógenos, impidiendo así la transmisión del VIH y otras enfermedades de transmisión sexual. Si tenemos en cuenta que cerca del 95% de todas las infecciones por VIH que se producen en el mundo son por vía sexual, la creación de un microbicida eficaz podría salvar la vida de millones de personas, y muy especialmente la de aquellas que carecen del poder suficiente para elegir con libertad su propia sexualidad y el uso de métodos preventivos. 

Las actuales estrategias de prevención requieren la colaboración de la pareja, con lo que las mujeres no tienen el control sobre su propio cuidado, pero esta situación podría sufrir un cambio importante con el desarrollo de los microbicidas, ya que la ventaja de éstos sobre otros métodos barrera es que podrían ser utilizados sin tener que solicitar la colaboración e incluso sin el conocimiento de la pareja. 

El fracaso de las expectativas generadas respecto a un espermicida que contenía nonoxidol–9 (N–9, compuesto biodetergente que actúa rompiendo las membranas celulares y las cubiertas víricas) hizo que aparecieran noticias contradictorias sobre el uso de N–9 en particular y sobre los microbicidas en general. A pesar de que se ha comprobado que los estudios que llevaron a la exclusión de N–9 no habían sido adecuadamente diseñados, ONUSIDA y OMS llegaron a la conclusión de que esta sustancia no podía ser recomendada sin restricciones, pero defienden que la lucha por el desarrollo de microbicidas no debe cesar ya que aunque se haya perdido una batalla no hay motivos para asumir que hemos perdido la guerra. 

En la actualidad, hay diversos organismos interesados en la investigación sobre microbicidas, incluyendo algunas pequeñas compañías farmacéuticas, grupos de investigación sin ánimo de lucro y entidades del sector público, aunque persiste el desinterés por parte de las grandes farmacéuticas debido a que no cuentan con obtener un beneficio inmediato a partir de sus inversiones. 

En el término ‘microbicidas’ se incluye una amplia gama de productos con muy diferentes mecanismos de acción. Algunos actúan potenciando el sistema de defensas del cuerpo; otros introduciendo sustancias que destruyen a los organismos patógenos; otros creando cierto tipo de barrera física, y por último los más prometedores probablemente combinan varios de estos mecanismos. Así, por ejemplo, en la actualidad se están realizando estudios con productos tan diferentes como: 

  Péptidos antibióticos: moléculas proteínicas que forman parte de la defensa del cuerpo contra la infección. Su aplicación en el lugar de la posible infección podría destruir los virus antes de que llegaran a infectar el cuerpo. 

  Gel encapsulado: mantiene la acidez propia de la vagina en presencia del semen, lo cual impediría la supervivencia del VIH en el epitelio vaginal y cervical. 

  Carraguard™: es un producto derivado de una alga marina que, en forma de gel, recubriría las paredes vaginales impidiendo que el VIH penetrara en el epitelio vaginal. 

  "Condón invisible": así es como los investigadores llaman a un gel no tóxico de base polimérica que se utiliza como barrera contra virus y bacterias. Formulado en líquido, se transforma en gel a temperatura corporal y recubre las paredes vaginales. Actualmente ha entrado en Fase I de estudio y si los resultados son aceptables podría estar comercializado en un año. 

  Lactobacillus Crispatus (LB): Lactobacillus crispatus es una de las muchas bacterias que coloniza habitualmente la mucosa vaginal sana y ayuda a mantenerla libre de infecciones mediante la producción de peróxido de hidrógeno. Actualmente se están realizando en EEUU ensayos de Fase I y II (seguridad en humanos). 

  "Planticuerpos": representan una iniciativa innovadora para el desarrollo de microbicidas utilizando plantas transgénicas que produzcan anticuerpos humanos activos contra el VIH y otras ETS. Esta tecnología permite la liberación de anticuerpos anti–VIH directamente en la vagina y haciendo que combatan el virus antes de que se produzca la infección. 

  Gel PMPA: funciona, igual que algunos fármacos antirretrovirales, inhibiendo la replicación del virus una vez que penetra en las células. Se espera que el gel sea absorbido por el epitelio vaginal e impida el avance del virus tras penetrar en las células externas de la pared vaginal. 

  Gel Pro–2000: contiene un polímero sintético que se une al VIH impidiendo así que éste se una a las células diana. Es posible que el gel también bloquee de igual forma las infecciones por clamidia y herpes (VHS–2). 

  Cianovirina: es una proteína aislada de algunas algas azul–verde que se mezclan con azúcares específicos de varias cepas del VIH y bloquean la fusión celular y la entrada viral en la célula huésped. Podría ser formulada como gel o introducida mediante ingeniería genética en lactobacillus.

Podéis dirigir vuestras opiniones y preguntas sobre esta sección a

http://mjvazquez@eresmas.net

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

No hay comentarios aún ¡Sé el primero en dejar uno!

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Glosario de términos

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!