gTt-VIH

  1. Lo+Positivo 35, otoño 2006
  2. Editoriales

¿Qué vamos a hacer con el VIH (en el mundo)?

editoriales

Pasó la asamblea de Naciones Unidas, pasó la Conferencia Internacional de Toronto y aquí estamos. Dos magnos acontecimientos, como diría aquélla, trufados de bullicio, gentes, declaraciones y atención mediática, ¿para qué?

Para que pasadas unas semanas venga ONUSIDA y nos diga que estamos igual, o peor, que el ciclo de nuevas infecciones no cesa (sarcásticamente, la prevalencia del VIH desciende en zonas geográficas en las que el ritmo de expansión de la epidemia no da abasto para cubrir las bajas causadas por el SIDA), y el impacto es tal que ya les llamamos países en deterioro, no en desarrollo. ¿Qué estamos haciendo mal? ¿Es sólo una cuestión de recursos, de dinero? ¿Es también una cuestión de enfoque? ¿Falta voluntad, falta compromiso, o también falta un cierto arrojo y bastante claridad de ideas? 


Veamos. El dinero es poderoso, e indudablemente necesario. Las aportaciones al Fondo Global de Lucha contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria han supuesto un punto de inflexión para millones de personas en todo el mundo, han salvado cientos de vidas. Otras iniciativas también han contribuido enormemente a ello. Hace falta más, y sabemos que es posible: si EE UU por sí solo puede gastar 5.600 millones de dólares al mes en la guerra de Irak, no debe ser tan difícil asignar 20.000 millones anuales para el VIH/SIDA. La imagen y la influencia de la superpotencia ganarían mucho ante el mundo entero. También España puede hacer más, y esperamos que lo haga. 

Pero el dinero no lo es todo. El dinero, por ejemplo, no evita en solitario las nuevas infecciones, aunque también haga falta. Para abordar la prevención del VIH se requiere imaginación, atrevimiento y un lenguaje claro. Se requiere reconocer el lugar central que el placer y el deseo –y su interacción con el poder– ocupan en la sexualidad y el uso de drogas, y recordar que el diálogo se define por la escucha recíproca, no por el mandato sobre las conductas, que eso es otra cosa.

Mujeres y hombres, los seres humanos, tenemos la posibilidad de entender el desafío del VIH como una oportunidad histórica para reflexionar sobre el trato que nos damos y las consecuencias que eso tiene, para nosotr@s mism@s y para el planeta. Conseguir detener el VIH supone romper el silencio sobre nuestras prácticas reales, un silencio que perpetúa los espacios de dominación que son el caldo de cultivo de la pandemia. Puede que entonces, desde la libertad, la comprensión y el respeto, consigamos algo. 


Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

No hay comentarios aún ¡Sé el primero en dejar uno!

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Contactos para personas con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30