gTt-VIH

  1. Lo+Positivo 35, otoño 2006
  2. En Persona

Europa

en persona

Y aunque su presencia es discreta no me olvido ni de España ni de Europa.

«Aquí se puede sentir la fuerza del movimiento de lucha contra el VIH.»

IMAGEN: olena-stryzhak

Empezando por la parte actualmente más afectada del viejo continente, hablo con Olena Stryzhak, coordinadora de zona de All- Ukranian Network of PLWH (Red Ucraniana de Personas que viven con el VIH). Viene de Kiev y, aunque apenas habla inglés, nos entendemos con la ayuda de una de sus compañeras: «Nuestra misión es mejorar la calidad de vida de las personas que viven con el VIH, defender sus derechos y conseguir el acceso al tratamiento. Una de nuestras actividades principales es proveer servicios a l@s niñ@s que viven con el VIH, a sus familias y a su entorno». Para Olena, lo bueno de estar aquí es «compartir tus experiencias, ver qué hace la gente en sus países y aplicarlo en Ucrania. Además, aquí se puede sentir la fuerza del movimiento de lucha contra el VIH y ver a tanta gente con un mismo propósito es potente. En la misma ceremonia de apertura, éramos mucha gente reunida allí con un objetivo compartido. Hay personas que necesitan sentir esta fuerza para continuar y mejorar su trabajo. Es mi segunda conferencia y cada vez hay más asistencia y más trabajo efectivo. Contactas con gente con la que después puedes continuar comunicándote por e-mail y de esta manera se puede llegar a realizar un buen trabajo. Comparándolo con la conferencia de hace dos años, se ha mejorado».

«La manera de organizar la conferencia divide a la comunidad.»

IMAGEN: Henrick-Arildsen

De Copenhagen, Dinamarca, encontramos a Henrik Arildsen director de Nordpol, una red de asociaciones del norte de Europa (Dinamarca, Suecia, Noruega, Islandia y Finlandia): «Nuestro objetivo principal es ofrecer apoyo a las personas que viven con el VIH/SIDA y aumentar el conocimiento sobre el VIH/SIDA. Anualmente publicamos la revista Red Ribbon, que se difunde en las escuelas e instituciones oficiales. Ofrecemos servicios de counselling y actividades educativas de prevención. L@s que damos las charlas somos personas que vivimos con el VIH/SIDA y compartimos nuestra experiencia de primera mano». Para Henrik la conferencia «ofrece la posibilidad de trabajar en red en el campo del activismo. Puedes encontrarte, discutir diferentes cuestiones. Es también un lugar para adquirir habilidades y conocimientos, ver cómo lo está haciendo la gente en otros países de África, Latinoamérica y otros lugares». Sin embargo, Henrik se queja que el trabajo en red a veces se ve obstaculizado por «la manera de organizar la conferencia, que trata de dividirnos. La gente que luchamos contra el VIH estamos divididos en diferentes cajas: usuari@s de drogas, hombres, mujeres, homosexuales, transexuales, personas transgénero. Es una manera de separarnos y me preocupa que esto dificulte el trabajo conjunto. Se tendría que hacer más para unir a todos los grupos presentes en la conferencia. Cuando doy una vuelta por aquí y veo ‘Mujeres de Asia’, ‘Mujeres de África’, etc., me da la sensación de que la conferencia trata de dividirnos».

«Te carga pilas y te permite volver al trabajo con energías renovadas.»

IMAGEN: Vanessa-Lopez

Entre la reducida representación española, se encuentra Vanessa López, de Madrid, directora de GlobalSIDA: «Nuestra organización se fundó con el objetivo de crear el movimiento social Tenemos SIDA, que ha ido integrando a diferentes entidades. La misión de Tenemos SIDA es conseguir que España incremente la respuesta económica al problema del SIDA en los países del sur, a través de la incidencia política y la movilización de la ciudadanía. Nuestro cometido inicial fue crear el movimiento y actualmente nos encargamos de coordinarlo, incorporar nuevos partners, crear espacios de incidencia y facilitar el consenso dentro del movimiento». El día a día de su trabajo consiste en «comunicar a la sociedad qué ocurre con los países en el sur, qué es lo que no se está haciendo y qué es lo que podría hacerse desde España, escribiendo sobre la cuestión, definiendo campañas de comunicación y diseñando acciones de movilización». Vanessa cree que la conferencia es útil «porque te permite recargar energías. Entras en la Aldea Global y ves que no estás sola en este trabajo. Te carga las pilas y te permite volver al trabajo con energías renovadas. También permite intercambiar visiones y puntos de vista y actualizarte sobre aquellos temas que más te interesan para ver cómo está la situación y qué pasará a medio plazo». Cree que las conferencias podrían mejorar: «Tengo la sensación de que las sesiones plenarias son poco flexibles y apenas hay tiempo para el intercambio. Y sí que hay otros espacios donde se puede dar la participación, pero hay tantas sesiones que es inabarcable. Quizás si hubiera menos cantidad de información sería mejor. También es verdad que entre l@s conferenciantes siempre ves las mismas caras y me pregunto si no habrá más gente representativa que tenga cosas interesantes que aportar».

«Se crece y se avanza como persona implicada en la lucha contra el VIH/SIDA.»

IMAGEN: Udi-Garcia-Uribe

También tengo la suerte de hablar con Udiarraga García, «bilbaína de toda la vida», coordinadora de proyectos y fundadora de Itxarobide: «Fundamentalmente damos apoyo e información a personas que viven con el VIH y, desde hace dos o tres años, nos hemos tenido que adaptar a la realidad y especializarnos en la atención a personas que viven coinfectadas con VIH y hepatitis. A parte de este lado más asistencial, hemos abierto una línea de sensibilización de la sociedad vasca en el apoyo a encontrar una vacuna para el SIDA. Vemos que después de 25 años de epidemia, hemos de mirar más por los países en vías de desarrollo, porque se lo debemos los países ricos. De manera muy humilde estamos en un proyecto de sensibilización de la sociedad vasca respecto al desarrollo y la cooperación en SIDA, porque nos parece muy necesario». Por sus años de experiencia en el activismo, Udiarraga se encarga de «la relación con otras entidades y la atención de personas que viven con el VIH. Además, durante las mañanas me dedico al trabajo de teléfono y red y por las tardes a los grupos de autoayuda, los talleres y, si es el caso, trato de asistir a las conferencias donde hay que estar porque se aprende. Entiendo este trabajo como un crecimiento personal, no como una jornada de ocho a tres». No duda en afirmar que una conferencia internacional vale la pena porque «sirve mucho desde el punto de vista personal. Se crece y se avanza como persona implicada en este asunto. Hay cosas que en internet no se pueden ver ni tocar y, en cambio, aquí se pueden hablar y sentir. Es la parte más humana, que no se puede comprar en ningún lado. Yo por ejemplo no hablo inglés pero me busco la vida. Este tipo de eventos permite reflexionar y ver lo bien que lo están haciendo en Canadá o Ecuador o en otros lugares sin recursos. En mi vida hay un antes y un después de la conferencia de Durban (Suráfrica), la primera a la que asistí. Aquí venía sin muchas esperanzas porque apenas hay avances clínicos, pero me ha resultado muy satisfactoria porque he aprendido cosas, he visto cosas nuevas y me ha parecido que hay una implicación mundial en el SIDA». El espacio de las ONG, donde nos encontramos, es lo que más valora Udiarraga, en contraposición a las grandes sesiones plenarias: «En la Aldea Global me he quedado sorprendida del buen trabajo que se hace y a menudo no se ve. Y en cambio vas a una plenaria, con todos mis respetos, y te dicen lo que has visto en los periódicos durante el último año. Creo que se tendría que coordinar más el trabajo gubernamental y el no gubernamental. Que crean más en nosotr@s, porque hacemos un gran trabajo, a veces mejor que el de la administración».

Gracias a un joven keniata de 25 años con VIH que participa en grupos de apoyo mutuo, una chica de 20 de Estados Unidos que defiende los derechos de l@s jóvenes, un mexicano de 35 que ofrece información a la comunidad latina de Toronto, una activista malasia de 45 que empodera a trabajadoras del sexo, y muchas y muchos más. Gracias a todas y todos ell@s he podido reconstruir algunas piezas del mosaico de la respuesta contra el VIH/SIDA que se ha dibujado este mes de agosto en Toronto. Con toda su diversidad de procedencias y campos de actuación, la mayoría coincide en la utilidad de una conferencia internacional. Compartir experiencias, darse a conocer, renovar el compromiso personal o captar la atención de la opinión pública son algunas de sus razones. También han visto aspectos a mejorar, como escuchar más la voz de la población afectada, dar la palabra a las y los jóvenes o abrirse a nuevos puntos de vista. En México 2008, más.


Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

No hay comentarios aún ¡Sé el primero en dejar uno!

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre SIDA en el mundo, Testimonios

Glosario de términos

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30