gTt-VIH

  1. Lo+Positivo 29, otoño 2004
  2. Opinión

Represión en las cárceles

opina

El Dueso, Santoña, 26 de agosto de 2004

Estimad@s amig@s: 

En primer lugar, agradeceros que me mandéis vuestra revista, la cual es un libro de estudio diario para conocer cada día más mi enfermedad crónica y la experiencia de l@s que, como yo, somos VIH+ y no tenemos mucha información de lo que pasa ahí fuera con lo referente a nuestra común enfermedad. 

Aquí en la prisión l@s médic@s, dioses jerárquicos de nuestras vidas, dominad@s por nuestra puesta en libertad, siguen con el “no se preocupe”, “no sea hipocondriaco” y todas esas parafernalias que utilizan para que, en definitiva, nuestras preguntas en vez de crearnos un estado de información y seguridad nos creen otro estado de confusión, nerviosismo y cabreo. 

Habría que decirle a la directora general de Instituciones Penitenciarias que se preocupe menos por Mario Conde y más por las medidas higiénico-sanitarias de sus cárceles, en las que vivimos y de momento son nuestra casa y en las cuales carecemos de espacios libres de suciedad, malos olores, bacterias y otros bichitos que campan a sus anchas, sin que a nadie le preocupe. 

El motivo de todo esto es hacer referencia al CAPRI, sobre el cual habéis redactado un artículo en el que se habla de ONG, funcionarios, etc., pero seguimos sin ver la representación de l@s intern@ Ell@s sí pueden decir las carencias, ya que las viven día a día, pero eso no interesa, y si algun@ decide decir algo, ¡al loro!, ya sabe lo que le queda, conducción a otra cárcel, fuera permisos, fuera condicional, y si pide algo, buscarán la manera legal de no dárselo. 

Al igual que les sucede seguramente a las ONG, si dan un poco la lata, se les prohíbe la entrada y arreglado, o se buscan algún preso o presos de confianza (normalmente violadores o extranjeros) para que asistan a la charla, previa invitación, y no realicen demasiadas preguntas o que éstas sean de fácil contestación. Ya sabéis, libertad de expresión mientras me digas lo que quiero escuchar. 

Bueno, no os molesto más con lo que me podría suponer horas de denuncia contra la represión en las cárceles. Pero para eso ya hay otras ONG que, aunque no las dejan entrar en las cárceles, luchan por la igualdad dentro de las mismas. Sólo pediros que como tod@ l@s pres@s que estamos próxim@s a permisos, condicionales, etc., éste sí es mi caso, si algún día se os ocurre publicar algo de esta carta, hacedlo anónimamente. Yo también tengo miedo, y si no miedo, temor, por sí acaso. Un fuerte abrazo. 

 

Comentar

Nota: No serán publicados los comentarios ofensivos, los que puedan resultar inapropiados para personas de otras confesiones religiosas ni los que contengan datos personales. gTt no se hace responsable de las opiniones publicadas.

No hay comentarios aún ¡Sé el primero en dejar uno!

Enviar un comentario nuevo

*
*

Por ejemplo: contact@gtt-vih.org.

*

*

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Transmisión sexual del VIH - Guía para entender las pruebas de detección y el riesgo en las prácticas sexuales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!