gTt-VIH

  1. La noticia del día

Los niveles de una proteína intestinal condicionarían el riesgo de infectarse por el VIH y favorecerían su progresión

Un ensayo clínico está evaluando un anticuerpo frente a dicha proteína, que ya logró la cura funcional en simios

Un estudio publicado en Science Translational Medicine ha hallado que los niveles de una proteína intestinal llamada integrina α4β7 favorecerían la infección por el VIH. Concretamente, aquellas mujeres que participaron en el ensayo y tenían mayores niveles de CD4 con altas cantidades de integrina α4β7 en su superficie tuvieron una mayor probabilidad de infectarse por el VIH. Además, el virus dañó sus sistemas inmunitarios a mayor velocidad que en mujeres con menores niveles de integrina α4β7.

Las integrinas son receptores transmembrana –proteínas que atraviesan la membrana celular por completo– que desempeñan un papel esencial en numerosos procesos. Concretamente, la integrina α4β7 ayuda a los linfocitos-T CD4 a migrar al tejido intestinal –uno de los primeros en los que se establecen reservorios del VIH–. En un estudio presentado meses atrás ya se observó que inhabilitando a estas proteínas, por medio de unos anticuerpos ya utilizados en patologías tales como la enfermedad de Crohn, se lograba favorecer la cura funcional de la infección por el VIH en simios (véase La Noticia del Día 24/10/2016)

En esta ocasión, no obstante, no se dirigió el estudio hacia la investigación de la cura funcional de la infección por el VIH, sino que se trató de esclarecer el posible papel de la integrina α4β7 en el momento de la infección primaria.

El estudio, llevado a cabo por investigadores del Centro para el Programa de Investigación del Sida en Sudáfrica (CAPRISA), contó con mujeres participantes en el estudio CAPRISA 004. A partir de muestras sanguíneas de 59 participantes que finalmente adquirieron la infección por el VIH, los investigadores evaluaron de forma retrospectiva el porcentaje de CD4 con altos niveles de integrina α4β7. Como grupo comparador, se seleccionó a 106 participantes que no se habían infectado.

El estudio CAPRISA 004 incluyó a mujeres sudafricanas con edades comprendidas entre los 18 y los 40 años, en las que se evaluó la eficacia y seguridad de un gel microbicida con tenofovir-TDF para la prevención de la infección por el VIH entre 2007 y 2010. Además de evaluar el uso del microbicida (véase La Noticia del Día 21/07/2010), los resultados y muestras de la cohorte son muy útiles para otros estudios, como por ejemplo el presente.

Junto con las participantes de CAPRISA 004, en el análisis se incluyeron datos de 41 integrantes de una cohorte de trabajadoras sexuales de Kenia y de otras participantes en cohortes de Uganda y Tailandia.
La proporción de CD4 con niveles elevados de integrina α4β7 tuvo cierto efecto sobre el riesgo de adquirir el VIH. Así, por cada incremento del 1% en el porcentaje de CD4 con niveles elevados de integrina α4β7 aumentaría en un 18% el riesgo de adquirir el VIH (cociente de probabilidades [CP]: 1,18; intervalo de confianza del 95% [IC95%]: 1,06-1,31; p= 0,002).

El porcentaje de CD4 con niveles elevados de integrina α4β7 también afectó a la velocidad con la que el VIH dañó el sistema inmunitario tras la infección. Así, tras la primoinfección, los niveles de CD4 disminuyeron el doble de rápido entre quienes tenían una proporción elevada de CD4 con niveles altos de integrina α4β7.

La carga viral al cronificarse la infección también fue más elevada entre aquellas mujeres con alto porcentaje de CD4 con niveles elevados de integrina α4β7.

Los investigadores afirman que, dado que algunos estudios han evidenciado que ni siquiera un inicio rápido del tratamiento antirretroviral tras la infección es capaz de contrarrestar los efectos negativos de tener una proporción elevada de CD4 con niveles altos de integrina α4β7, son necesarias otras intervenciones para lograrlo, como por ejemplo el uso del anticuerpo vedolizumab, que se une a la integrina α4β7 inhibiendo su acción y ya mostró eficacia en simios para lograr la cura funcional de la infección.

En esta línea, sigue en marcha un pequeño estudio con personas con el VIH en tratamiento antirretroviral en las que se complementará dicha terapia con vedolizumab con el objeto de lograr una remisión sostenida de la infección por el VIH. Los resultados preliminares se esperan hacia finales de este año.

Fuente: NIH / Elaboración propia (gTt).
Referencia: Sivro A, Schuetz A, Sheward D, et al. Integrin α4β7 expression on peripheral blood CD4+ T cells predicts HIV acquisition and disease progression outcomes. Science Translational Medicine. 10, eaam6354 (2018). doi: 10.1126/scitranslmed.aam6354

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Consultas sobre tratamientos del VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30