gTt-VIH

  1. La noticia del día

SEIMC 2018: La población de 'long time survivors' presentan tasas elevadas de comorbilidades y polifarmacia

Un estudio catalán ha realizado la descripción y caracterización clínica y epidemiológica de este grupo de personas

Los avances que se han producido en el tratamiento antirretroviral han supuesto un gran progreso en el control de la infección por el VIH, lo que ha permitido que las personas con este virus puedan disfrutar de una mayor esperanza de vida, que casi se aproxima a la de las personas no infectadas (véase La Noticia del Día 24/02/2016). Sin embargo, esta cronificación de la infección por el VIH trae consigo la aparición de nuevas necesidades de atención, y para cubrir dichas necesidades es necesario empezar por la determinación de las características clínico-epidemiológicas de estas personas que han vivido muchos años con un tratamiento antirretroviral.

Durante el transcurso del XXII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), que se celebró la semana pasada en Bilbao (España), un equipo de medicina interna y farmacia del Hospital de Viladecans (Barcelona, España) presentó los resultados de un estudio transversal y retrospectivo puesto en marcha con el objetivo precisamente de reunir información sobre este grupo de personas que llevan más de 20 años viviendo con el VIH y en tratamiento antirretroviral, población que en ocasiones se conoce como “supervivientes al VIH” o “long term survivors” (véase La Noticia del Día 13/02/2018).

Se identificaron 27 pacientes atendidos en el hospital que cumplían dichos criterios y para el estudio se registraron los datos demográficos, epidemiológicos, clínicos y analíticos de estas personas.

Su edad media era de 50 (± 6 años), un 11% eran inmigrantes y el 52% eran varones. La media de tiempo en seguimiento y tratamiento fue de 23 años. El 55,6% eran antiguos usuarios de drogas inyectables, el 22,2% eran hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (HSH) y el 22,2% eran heterosexuales. En el 3,7% de los casos, las personas tenían sida en el momento del diagnóstico, pero hasta el 7,4% acabó desarrollándolo en algún momento.

En el momento actual, el 85% de los participantes presentaban una carga viral indetectable y habían recibido una media de 4 líneas de tratamiento, aunque casi la mitad (el 48%) recibió tres líneas o menos.
En cuanto a los efectos secundarios, un tercio de las personas sufrieron en algún momento efectos secundarios de grado igual o superior a 2.

En lo que se refiere a la carga de comorbilidades, el 81% de las personas presentaron coinfección por hepatitis C; el 63% presentaba dislipemia; el 51,8% sufría ansiedad (y prácticamente la mitad de estas personas, tenía un cuadro de depresión); el 18,5% tenía problemas de hipertensión; el 7,5% estaba coinfectado por hepatitis B; el 7,4% sufría una enfermedad cardiovascular; el 7,4% había desarrollado diabetes mellitus tipo 2; el 4% presentaba un cuadro de deterioro cognitivo y el 3,7% había desarrollado neoplasias.

El 77,8% de estas personas eran fumadores y un 44,5% tenía un historial de consumo de alcohol, el equivalente a más de 80 gramos diarios de alcohol, unos porcentajes que están por encima de los de la población general.

En sus conclusiones, el equipo de investigadores afirmó que esta población de pacientes que han vivido tanto tiempo con el VIH presenta determinados rasgos de tipo clínico y epidemiológicos diferentes a los de la mayoría de pacientes que adquirieron la infección en la misma época que estas personas, pero que no han sobrevivido.

Así, se detectó un mayor porcentaje de mujeres entre los “long-time survivors” y, además, una menor tasa de infecciones asociadas al consumo de drogas. Desde el punto de vista clínico, pocas de estas personas cumplen los criterios de sida a pesar de su larga evolución, lo que confirma su buen pronóstico.

Por otro lado, hay que afirmar que son personas que probablemente, han recibido menos líneas de tratamiento de las que cabría esperar tras 20 años de infección por el VIH, algo que puede concordar con el hecho de que, de forma significativa, han presentado efectos secundarios graves asociados al tratamiento. En este sentido, el equipo de investigadores destaca la elevada prevalencia de comorbilidades que presenta esta población, siendo en algunos casos directamente atribuibles al tratamiento antirretroviral. Esto también se relaciona con la polifarmacia (en la actualidad reciben una media de 6 fármacos) que mayoría de estas personas reciben a pesar de ser relativamente jóvenes.

Fuente: Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencia: Moya Moreno A, Lado Argibay P, Saavedra Zarzuola B, et al. Los otros long term survival: pacientes VIH de más de 20 años de evolución con tratamiento antirretroviral. Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica. Volumen 36, Especial Congreso 1, mayo 2018. Póster 0534.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Suscripción a los servicios informativos de gTt

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30