gTt-VIH

  1. La noticia del día

Se informa de un caso de transmisión sexual del VIH de un participante de un ensayo de vacuna terapéutica a su pareja

El caso pone de manifiesto la importancia de utilizar medidas preventivas en las relaciones sexuales en la fase de los ensayos clínicos de cura del VIH en la que los participantes interrupen el tratamiento antirretroviral

Investigadores franceses del ensayo clínico ANRS LIGHT VRI02 –que evalúa una combinación de candidatas a vacuna terapéutica– han publicado en The Journal of Infectious Diseases un informe sobre un caso de transmisión sexual del VIH por parte de uno de los participantes en su estudio a su pareja.

En el informe hacen hincapié en la necesidad de seguir medidas preventivas al mantener relaciones sexuales cuando se participa en este tipo de estudios, pues contemplan la interrupción del tratamiento antirretroviral, hecho que comprometería el papel de este para prevenir la transmisión sexual del VIH. Recientemente, un comité de expertos ya definió en sus recomendaciones básicas para lograr el efecto de I=I (indetectable es igual a intransmisible) que la interrupción del tratamiento invalida dicho mensaje (véase La Noticia del Día 14/01/2019 )

ANRS LIGHT VRI02 es un ensayo clínico de fase II de tipo multicéntrico, de distribución aleatoria, controlado por placebo y a doble ciego. Busca demostrar la eficacia de la inmunización terapéutica con la combinación de una vacuna de ADN recombinante (GTU-MultiHIV B, tres inyecciones a las semanas 0, 4 y 12) con una vacuna lipopeptídica (LIPO-5, dos inyecciones a las semanas 20 y 24) en personas con el VIH en tratamiento antirretroviral con carga viral indetectable durante un mínimo de 18 meses. Entre la semana 36 –doce semanas después de la última inyección– y la 48, el estudio estableció una interrupción del tratamiento antirretroviral para verificar la eficacia de la estrategia de vacunación.

En cada visita del estudio se recomendó a cada uno de los 103 participantes –incluidos entre septiembre de 2013 y mayo de 2015– el uso de preservativos en sus relaciones sexuales para evitar cualquier riesgo de transmisión. No se ofreció profilaxis preexposición a sus parejas por no haber sido validada por las autoridades sanitarias francesas en el momento de la realización del estudio.

La transmisión del VIH tuvo lugar de un participante del estudio (hombre heterosexual de 59 años) a su pareja (mujer de 44 años) y únicamente refirieron como práctica de riesgo la realización de cunnilingus en 2 o 3 ocasiones durante la duración del estudio .

El participante fue diagnosticado en 2005 durante la infección primaria, iniciando en el mismo año terapia antirretroviral y alcanzando rápidamente una carga viral indetectable. Tras el diagnóstico se implicó en el activismo del VIH, por lo que podría ser considerado un paciente bien informado sobre el VIH.

El participante recibió las 5 inmunizaciones contempladas en el estudio (de placebo o vacuna, dado que el estudio es a doble ciego). Durante el estudio no experimentó eventos adversos y en sus registros quedó anotado que “el paciente (en presencia de su pareja) está informado perfectamente sobre la necesidad de utilizar métodos barrera para evitar la transmisión del VIH durante su participación en el estudio”.

Un mes después de la interrupción del tratamiento antirretroviral la carga viral del participante aumentó hasta 3,3log copias/mL y hasta un cénit de 4,2log copias/mL a las seis semanas, tras las que se estabilizó de nuevo en alrededor de 3log copias/mL. El participante no experimentó sintomatología.

Justo un mes después de la interrupción del tratamiento antirretroviral del participante, su pareja acudió al médico con síntomas de infección primaria por el VIH (fiebre, artralgia y exantema cutáneo de resolución espontánea). Pasadas tres semanas obtuvo resultado positivo a una prueba rápida del VIH, que fue confirmado con una prueba Western blot. El análisis filogenético evidenció que el virus lo adquirió de su pareja .

Los investigadores apuntan que el cunnilingus es una práctica sexual considerada de bajo riesgo de adquisición del VIH. Además, las cargas virales experimentadas por el participante no fueron especialmente altas. Sin embargo, por tratarse de una comunicación de un caso en particular, no puede descartarse que hubieran tenido lugar otras prácticas de mayor riesgo que la pareja no recuerde o prefiera no referir . En este sentido, los autores de la comunicación manifiestan que por un caso aislado como el presente no se debería reconsiderar la clasificación del cunnilingus como práctica de bajo riesgo .

Lo relevante, en todo caso, es que incluso las personas bien informadas pueden llevar a cabo prácticas de riesgo de transmisión del VIH . También se pone de manifiesto la necesidad de proporcionar PrEP a parejas serodiscordantes de participantes en estudios que precisen de una interrupción del tratamiento antirretroviral , ya que en muchos casos estas parejas están acostumbradas a la realización de prácticas sexuales sin protección al amparo del mensaje ‘I=I’ y la interrupción del tratamiento conlleva la pérdida de la validez de ‘I=I’ .

Fuente: Elaboración propia ( gTt-VIH )

Referencia: Lelièvre JD, Hocqueloux L. Unintended HIV-1 Transmission to a Sex Partner in a Study of a Therapeutic Vaccine Candidate. J Infect Dis. 2019 Feb 16. pii: jiz012. doi: 10.1093/infdis/jiz012. [Epub ahead of print]

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Servicio de Consultas sobre Hepatitis Virales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30