gTt-VIH

  1. La noticia del día

Mortalidad e infección por hepatitis B y C

La coinfección por VIH incrementó la tasa de muerte asociada con hepatitis virales

Un estudio australiano publicado en la edición del 11 de mayo de Journal of Hepatology ha analizado las causas de muerte en personas con hepatitis B o C de Nueva Gales del Sur -el estado más poblado de Australia, donde vive un tercio de la población del país- que fallecieron entre los años 1992 y 2006.

A partir de los información recopilada en la Base de Datos de Enfermedades Notificables de este estado australiano, los investigadores evaluaron la mortalidad registrada en personas monoinfectadas por el virus de la hepatitis B (VHB), infectadas solamente por el virus de la hepatitis C (VHC), coinfectadas por VHB y VHC, coinfectadas por VIH y VHB, coinfectadas por VIH y VHC, e infectadas por VIH, VHB y VHC.

En un estudio previo se habían observado incrementos en la mortalidad en personas con VHB y un alarmante incremento en la tasa de muertes en personas con VHC. En dicho ensayo, el número de fallecimientos debidos al virus de la hepatitis C se asoció, principalmente, con causas derivadas del uso de drogas inyectables, superando con amplitud la tasa de mortalidad por enfermedad hepática.

El presente estudio incluyó registros médicos de 128.726 personas. La clasificación de los voluntarios en función de su infección o infecciones fue la siguiente: 82.034 personas monoinfectadas por VHC; 42.480 monoinfectados por VHB; 3.285 coinfectados por VHB y VHC; 269 coinfectados por VHB y VIH; 620 coinfectados por VHC y VIH; y 38 personas infectadas por VIH, VHB y VHC.

La cohorte contó con un 60% de hombres. El 90% de los voluntarios y el 72% de aquellos coinfectados por VHB y VHC eran varones. Si una persona moría antes de los 6 meses del diagnóstico por una hepatitis viral era excluida del análisis (se dieron 1.367 casos).

Un total de 6.201 pacientes murieron entre 1992 y 2006. La tasa de mortalidad fue del 6% en voluntarios sólo infectados por VHC, del 3% en monoinfectados por VHB, del 7% en coinfectados por VHB y VHC, del 23% en coinfectados por VHB y VIH, y del 15% en coinfectados por VHC y VIH.

La principal causa de muerte en pacientes únicamente infectados por VHB fue el cáncer, con mayor frecuencia el hepático, pero también se registraron casos de cáncer de pulmón y linfático.

Las tasas de cáncer fueron superiores en pacientes monoinfectados por VHB que las apreciadas en voluntarios infectados sólo por VHC, como también lo fueron, de forma más específica, las de cáncer de hígado.

En personas con VHC, las principales causas de mortalidad fueron las sobredosis de drogas de administración intravenosa y los suicidios. La tasa de muertes causadas por el uso de drogas en personas con VHC, sin embargo, se redujo a la mitad entre los años 2000 y 2002, y ya se mantuvo estable durante el resto de años analizados.

La tasa de mortalidad fue más alta en pacientes monoinfectados por VHC que la de infectados sólo por VHB. De hecho, tras ajustar los datos en función de edad y sexo, las personas infectadas únicamente por VHC presentaron una tasa de muerte 2,5 veces superior a la observada en la población general del estado australiano.

En mujeres con VHB o VHC, el riesgo de muerte asociada al uso de drogas y, de forma significativa, a la enfermedad hepática fue superior al registrado en hombres.

Las tasas de mortalidad por causas hepáticas se incrementaron con la edad tanto en pacientes monoinfectados por VHC como en aquellos infectados solamente por VHB.

En pacientes coinfectados por VHC y VHB, la tasa general de muerte fue superior a la advertida en personas monoinfectadas por cualquiera de los dos virus.

La tasa de mortalidad en coinfectados por VHC/VHB, VHB/VIH o VHC/VIH fue entre 4 y 24 veces superior a la de la población general de Nueva Gales del Sur.

En personas coinfectadas por VIH y VHB se apreció una tasa de muerte 10 veces superior a la observada en pacientes monoinfectados por VHB, mientras que en personas coinfectadas por VIH y VHC la mortalidad fue 3 veces superior a la registrada en pacientes infectados sólo por VHC, de manera que la coinfección por VIH incrementó la tasa de mortalidad de las hepatitis virales. Así, las causas de muerte principales en dichos grupos de pacientes coinfectados fueron asociadas con la infección por VIH.

La mayor tasa de mortalidad del estudio fue la observada en personas infectadas por VIH, VHB y VHC.

Los autores del estudio destacaron la importancia que los programas de intercambio de jeringuillas y de reducción de riesgos tuvieron en la reducción del número de fallecimientos en personas con VHC. Por otro lado, la tardía llegada a Australia del interferón pegilado -en el año 2006- impidió que sus beneficios pudieran ser advertidos en el presente estudio.

Respecto a la infección por VHB, los investigadores destacaron las mejoras asociadas con la introducción de nuevos antivirales más efectivos, que han disminuido el riesgo de muerte por causa hepática.

Fuente: HIVandHepatitis.
Referencia: Walter S, Thein H, Amin J, et al. Trends in mortality after diagnosis of hepatitis B or C infection: 1992-2006. Journal of Hepatology 54(5): 879-886. May 2011.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Suscripción a los servicios informativos de gTt

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!