gTt-VIH

  1. La noticia del día

Las mujeres con el VIH en tratamiento antirretroviral duplican la tasa de pérdida de densidad mineral ósea

Muchos de los factores asociados a la pérdida de la densidad mineral ósea son modificables

La densidad mineral ósea (DMO) disminuye el doble de rápido en las mujeres con el VIH que entre los hombres seropositivos. Éstos son los resultados de un estudio italiano publicado en la edición electrónica del pasado mes de noviembre de la revista Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes.

Es bien sabido que las personas con el VIH, en comparación con la población general de la misma edad, tienen una menor densidad mineral ósea y experimentan con mayor frecuencia fracturas por fragilidad. Numerosos estudios realizados en hombres y mujeres con el VIH han mostrado una tasa de fracturas de columna, cadera y muñeca aproximadamente un 60% más elevada que la observada en la población general (véase La Noticia del Día 12/06/2013).

Se ha observado que la densidad mineral ósea generalmente disminuye entre un 2 y un 6% durante los dos primeros años tras el inicio del tratamiento antirretroviral. Además, los resultados de diversos estudios han evidenciado que las personas con el VIH acostumbran a tener más factores de riesgo de osteoporosis, entre los que se incluyen el tabaquismo, el consumo elevado de alcohol, un menor peso corporal y la desnutrición (véase La Noticia del Día 03/02/2015). Sin embargo, poco se sabe sobre los cambios en la DMO de las personas con el VIH a largo plazo, así como de los factores asociados, especialmente en las mujeres.

Con el fin de arrojar algo más de luz sobre esta cuestión, un equipo de investigadores de la Clínica Metabólica de Módena (Italia) llevó a cabo un estudio que incluyó a 839 mujeres y 1.759 hombres con el VIH que se encontraban tomando tratamiento antirretroviral. Todos los participantes eran blancos, el 82% de ellos tenía menos de 50 años, el 76% tenía una carga viral indetectable al inicio del estudio y, aproximadamente un tercio (30% de las mujeres y 27% de los hombres) estaba coinfectado por el virus de la hepatitis C (VHC). Al inicio del estudio, el 7% de los hombres presentaba niveles bajos de testosterona y el 15% de las mujeres tenían la menopausia, tasa que se elevó hasta un 24% durante la fase de seguimiento del estudio.

La densidad mineral ósea fue evaluada entre cada 6 y 12 meses a través de la prueba de absorciometría dual de rayos X (DEXA o DXA, en sus siglas en inglés) hasta un total de 10 años. Cada participante tuvo, al menos, dos medidas durante una mediana de 5 años de seguimiento.

Teniendo en cuenta el total de la muestra, la DMO media al inicio del estudio fue de 1,138 g/cm2 para el cuerpo en general, de 0,833 g/cm2 para el cuello femoral  y de 1,055 g/cm2 para la columna lumbar.

Tras realizar los análisis iniciales se observó una pérdida significativamente mayor de la DMO del cuello femoral en las mujeres que en los hombres ( -0,0353, p < 0,0001), pero no se observaron diferencias por sexo en los cambios de la DMO de la columna lumbar.

Tener una menor DMO en el cuello femoral se asoció con una exposición más prolongada a tenofovir disoproxil fumarato (Viread®; también en Truvada®, Atripla®, Eviplera® y Stribild®), mayor edad, falta de actividad física, bajos niveles de testosterona o estar en la postmenopausia, déficit de vitamina D y coinfección por el  VHC. También se detectaron factores protectores entre los que se incluyó tener una mayor duración de tratamiento con un inhibidor de la integrasa y un mayor índice de la masa corporal (IMC).

Cuando los investigadores introdujeron la interacción de las variables sexo/tiempo en el modelo, hallaron que los cambios anuales en la DMO eran significativamente mayores entre las mujeres que entre los hombres tanto en el cuello femoral (-0,00897 g/cm2/año frente -0,00422 g/cm2/año; p< 0,001) como en la columna lumbar (-0,0127 g/cm2/año frente -0,00763 g/cm2/año; p< 0,001).

Los resultados del presente estudio ponen de manifiesto que la tasa de pérdida de la DMO entre las mujeres con el VIH (independientemente de si se encuentran en la menopausia o no) casi duplica a la de los hombres con el VIH. Los investigadores sugieren tenerlo en cuenta a la hora de la elección del tratamiento antirretroviral.

Asimismo, el grupo de expertos señala que muchos de los factores relacionados con la disminución de la DMO y, por tanto, con el aumento de padecer fracturas óseas, son factores modificables como proporcionar tratamiento frente al VHC, suplementos de vitamina C, realizar ejercicio o la elección del fármacos antirretrovirales con menor toxicidad ósea.

Fuente: Aidsmap/ Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencia: Erlandsom KM et al. Bone mineral density declines twice as quickly among HIV-infected women compared to men. J Acquir Immune Defic Syndr, online edition. DOI: 10.1097/QAI.0000000000001591 (2017).

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Suscripción a los servicios informativos de gTt

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30