gTt-VIH

  1. La noticia del día

Se observa un riesgo incrementado de cánceres no definitorios de sida en personas con el VIH mayores de 50 años

No obstante, el riesgo de padecer cáncer de colon, mama y próstata a partir de dicha edad sería inferior en personas con el VIH que en la población general

Un estudio publicado en Clinical Infectious Diseases ha evaluado la incidencia de diversos tipos de cáncer en personas con el VIH y los ha comparado con los de la población general. Mientras que en un gran número de cánceres no definitorios de sida el riesgo ha sido muy superior en personas con el VIH al observado en la población general, en el caso del cáncer de colon, el de mama y el de próstata el riesgo ha sido superior entre personas seronegativas al VIH al observado en personas con el VIH. El impacto de los cánceres no definitorios de sida se observó, especialmente, en personas a partir de los 50 años.

El desarrollo de una terapia antirretroviral segura y efectiva ha conllevado que la mayoría de personas con el VIH puedan, hoy en día, hacerse mayores. Sin embargo, las patologías asociadas al envejecimiento son más frecuentes y aparecen antes en personas con el VIH que en la población general, por lo que la prevención, la detección precoz y el tratamiento de estas patologías es esencial para mejorar la esperanza y la calidad de vida de las personas con el VIH que envejecen.

Una de las patologías asociadas al envejecimiento que más preocupación genera –por su gravedad y la incertidumbre que implica– es el cáncer. Entre personas con el VIH, el tratamiento efectivo ha logrado reducir el impacto de los cánceres definitorios de sida, pero no el de otros tipos de cáncer cuyo impacto es cada vez mayor a medida que las personas con el VIH envejecen (véase La Noticia del Día 26/02/2015).

Para ahondar en este asunto, los autores del presente estudio compararon el riesgo de padecer diversos tipos de cáncer de personas con el VIH a partir de los 50 años con el observado en la población general estadounidense de edades similares. En el estudio se incluyeron tanto cánceres definitorios de sida (sarcoma de Kaposi, linfoma no Hodgkin y cáncer cervical) como algunos no definitorios de sida (cáncer anal, pulmonar, hepático, orofaríngeo, prostático y de colon).

Un total de 183.542 personas con el VIH fueron incluidas en el estudio. Estas personas habían sido atendidas entre los años 1996 y 2012 y contribuyeron a un total de 928.194 persona-años de seguimiento. En el estudio se registraron 10.371 diagnósticos de cáncer, de los que el 16% eran definitorios de sida.

La incidencia de sarcoma de Kaposi (tasa de incidencia estandarizada [SIR, en sus siglas en inglés]: 103,34), linfoma no Hodgkin (SIR: 3,05) y cáncer cervical (SIR: 2,02) –los tres cánceres definitorios de sida– fue significativamente superior en personas con el VIH.

En el caso de los cánceres no definitorios de sida, algunos de ellos también presentaron una incidencia mucho más elevada en personas con el VIH. Ello se observó en el caso de cáncer anal (SIR: 14), cáncer hepático (SIR: 2,91), de pulmón (SIR: 1,71) y orofaríngeo (SIR: 1,66). Por el contrario, las personas con el VIH presentaron un riesgo inferior al de la población general de padecer cáncer de mama (SIR: 0,61), de colon (SIR: 0,63) y de próstata (SIR: 0,47). Este último punto fue ya observado en un estudio publicado tiempo atrás (véase La Noticia del Día 28/05/2014)

Las diferencias entre las tasas de incidencia de padecer cáncer de las personas con el VIH y las de la población general fueron disminuyendo con la edad, aunque el impacto del VIH sobre la incidencia de cáncer anal, pulmonar, hepático y orofaríngeo aumentó con la edad.

Haber sido diagnosticado de sida se asoció con un riesgo incrementado de padecer sarcoma de Kaposi, linfoma no Hodgkin, linfoma de Hodgkin, cáncer anal, cáncer de pulmón y cáncer orofaríngeo (el cociente de tasas de incidencia [IRR] para cada uno de estos cánceres se movió en el rango 1,37-2,66).
La incidencia de la mayoría de cánceres fue máxima durante los primeros 5 años tras el diagnóstico, para después ir disminuyendo progresivamente. No obstante, en el caso del cáncer hepático y el cáncer anal la incidencia aumentó conforme pasaba el tiempo tras el diagnóstico.

En conclusión, estos resultados muestran una incidencia de diversos cánceres superior en personas con el VIH a la observada en la población general, lo que debería poner en marcha programas de prevención (cuando sea posible) y detección precoz en personas con el VIH frente a –como mínimo– los tipos de cáncer analizados en el presente estudio.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt)
Referencia: Mahale P et al. Cancer risk in older people living with human immunodeficiency virus infection in the United States. Clin Infect Dis, advance online publication, January 2018.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta







Acompañamiento e información biomédica a personas con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30