gTt-VIH

  1. La noticia del día

Un elevado número de hombres gais jóvenes interrumpe la profilaxis preexposición

Un estudio estadounidense revela la existencia de barreras estructurales en EE UU que deben eliminarse para que la PrEP pueda llegar a las poblaciones que más la necesitan

La tercera parte de los hombres jóvenes gais, bisexuales y otros hombres jóvenes que practican sexo con hombres (HSH) que toman profilaxis preexposición al VIH (PrEP) en EE UU la interrumpen antes de seis meses. Los motivos más habituales que se adujeron para la interrupción apuntan a la existencia de barreras sistémicas, que deberían eliminarse si se pretende aumentar la tasa de uso de la PrEP en las personas en situación de mayor riesgo. Este estudio ha sido publicado en AIDS and Behavior.

La PrEP es un método preventivo del VIH que consiste en la toma de una combinación de antirretrovirales (actualmente el único tratamiento aprobado para este fin es tenofovir-TDF y emtricitabina; Truvada®) y cuando las personas mantienen un buen nivel de adherencia, tiene una elevada eficacia protectora frente a la infección. De hecho, hasta la fecha, en todo el mundo solo hay constancia de 4 casos de transmisión del VIH cuando la persona tomaba la PrEP de forma adecuada (véase La Noticia del Día 06/04/2018).

A pesar de esta gran eficacia, no existe mucha información acerca de los motivos por los que las personas dejan de tomar esta profilaxis. En consecuencia, un equipo de investigadores decidió llevar a cabo un estudio en Chicago (EE UU) –en el que participaron jóvenes gais, bisexuales y otros HSH sexualmente activos que tomaban la PrEP– a fin de determinar las tasas de interrupción de la PrEP y los motivos para ella, así como de la conducta sexual de estas personas tras abandonar la profilaxis.

Los participantes tenían entre 16 y 29 años y, durante las citas de seguimiento, se les preguntó si en los seis meses previos habían tomado PrEP o si la habían interrumpido. A los hombres que afirmaron haber interrumpido la PrEP se les preguntó el motivo y, en un subgrupo de estos, también se indagó sobre el uso de preservativos tras la interrupción.

El estudio tuvo lugar entre 2015 y 2017 y durante ese periodo, 197 participantes declararon haber utilizado PrEP en los seis meses previos, pero 65 de ellos (33,0%) declaró que ya no la tomaban en el momento de la entrevista de seguimiento. Los hombres de origen hispano y negro fueron significativamente más propensos a haber anunciado la interrupción de la profilaxis que los hombres de etnia blanca (p= 0,026).

El grupo de investigadores considera que estos datos resultan especialmente preocupantes teniendo en cuenta que precisamente estas poblaciones de hombres gais negros e hispanos (véase el Primer Boletín Especial de la CROI 2018 de Aidsmap) se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad frente al VIH. A su juicio, estas diferencias ligadas al origen étnico pueden ser debidas a la existencia de diferencias estructurales entre las poblaciones, como por ejemplo el acceso a las instalaciones sanitarias o el precio de los seguros médicos.

A un total de 29 personas se les preguntó sobre las conversaciones que habían tenido con el equipo médico que les atendía sobre el uso de PrEP. La mayoría (79%) no había hablado con sus médicos antes de interrumpir la profilaxis.

Se preguntó a 35 hombres sobre su conducta sexual tras la interrupción de la PrEP y el 58% afirmó que continuaba manteniendo relaciones sexuales anales. El 41% de estos hombres dijo que nunca usaba preservativos en las mismas, el 35% afirmó que los usaba menos de la mitad de las veces y el 24% afirmó que usaban los preservativos la mayor parte del tiempo. No obstante, ninguno de estos hombres declaró utilizar siempre preservativos.

Entre los principales motivos aducidos para haber abandonado la PrEP estuvieron la imposibilidad de acudir a una cita médica (22%), problemas con el seguro médico (20%), la persona ya no se consideraba en situación de riesgo de infección por el VIH (19%), preocupaciones sobre los efectos secundarios de los medicamentos de la PrEP (9%), el precio (9%), la adherencia (8%) y el estigma (6%).

En sus conclusiones, el equipo de investigadores afirma que existen varios factores relevantes que deben tenerse en cuenta y abordarse para favorecer un aumento en el uso de la PrEP. Para ello, es preciso realizar más estudios que examinen cuestiones que vayan más allá de la simple adherencia a la medicación y también para entender qué otras estrategias utilizan las personas tras una interrupción voluntaria de la PrEP. Los autores también proponen que los distintos departamentos de salud incorporen servicios que actúen de forma proactiva sobre la población en situación de alto riesgo de infección por el VIH.

Esta información resulta especialmente relevante tras decisión de la Agencia de la Alimentación y el Medicamento de EE UU (FDA) de ampliar la aprobación del uso de Truvada® como profilaxis preexposición a la población de adolescentes, un grupo en situación especialmente vulnerable frente al VIH.

Fuente: Aidsmap / Elaboración propia (gTt-VIH)
Referencia: Morgan E et al. High rate of discontinuation may diminish PrEP coverage among young men who have sex with men. AIDS and Behavior, online edition. Doi.org/10.1007/s10461-018-2125-2 (2018). 

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Suscripción a los servicios informativos de gTt

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30