gTt-VIH

  1. VAX: Boletín sobre Vacunas del SIDA 9, septiembre 2007

Informe especial de VAX

¿Qué implicaciones inmediatas tiene la interrupción de las inmunizaciones en el ensayo STEP para el campo de las vacunas del SIDA?

Merck y el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE UU (NIAID, en sus siglas en inglés) anunciaron recientemente la falta de eficacia de MRKAd5 (una vacuna candidata del SIDA basada en un adenovirus de serotipo 5 [Ad5] desarrollada por la empresa) en un ensayo clínico de Fase IIb. La vacuna candidata no redujo las tasas de infección en personas que fueron inoculadas con ella en comparación con aquellas que recibieron un placebo inactivo, ni tampoco redujo con éxito la cantidad de virus en sangre en aquellas personas que se infectaron por VIH tras la exposición al virus, a pesar de la vacunación.

El ensayo STEP (también conocido como HVTN 502 y Merck V520-023) fue copatrocinado por Merck y NIAID, una división de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de EE UU. Fue el primer ensayo de Fase IIb de prueba de concepto de una vacuna candidata que inducía principalmente una inmunidad mediada por células, en lugar de mediante anticuerpos neutralizantes que es el mecanismo a través del cual funciona la mayoría de las vacunas comercializadas. Los ensayos de Fase IIb son más pequeños que los tradicionales ensayos de eficacia de Fase III, pero de igual modo permiten a los investigadores reunir información sobre si una vacuna es eficaz o no (véase ‘Cuestiones básicas’ del VAX de septiembre de 2005 sobre ‘Entender los ensayos de prueba de concepto’).

El ensayo STEP contó con 3.000 voluntarios sanos en situación de alto riesgo de infección por VIH en sedes de América del Norte y del Sur, la zona del Caribe y Australia. Cada voluntario recibió tres dosis bien de placebo o bien de la vacuna candidata, que emplea un virus (en este caso uno que en su forma natural provoca el resfriado común) como vector para transportar tres fragmentos distintos del VIH. La vacuna candidata no puede provocar la infección por VIH ya que sólo contiene parte del virus. Estos fragmentos, conocidos como inmunógenos, son introducidos en las células humanas por el vector viral y después son presentados al sistema inmunológico. Esto desencadena una respuesta inmunológica contra el VIH que permite al sistema inmunológico reconocer y atacar al VIH en el futuro.

El ensayo STEP empezó inscribiendo a voluntarios en diciembre de 2004 y estaba programado para finalizar a finales del próximo año, pero las inmunizaciones fueron interrumpidas prematuramente cuando el Comité de Seguimiento de Datos y Seguridad (DSMB, en sus siglas en inglés), un grupo independiente designado para revisar los ensayos clínicos mientras están en marcha, realizó un análisis programado de los datos en la mitad de los voluntarios (véase ‘Cuestiones básicas’ del VAX de junio de 2007 sobre ‘Entender los Comités de Seguimiento de Datos y Seguridad). El DSMB concluyó que de acuerdo con los datos reunidos hasta el momento, era poco probable que la vacuna mostrara alguna eficacia de continuarse con el ensayo.

El análisis ínterin realizado por el DSMB mostró que en un subconjunto de voluntarios que recibieron una inyección bien de placebo o de vacuna candidata, se produjeron 24 nuevas infecciones por VIH entre 741 voluntarios que recibieron la vacuna, frente a 21 infecciones sobre 762 voluntarios que recibieron placebo. Otro análisis de las personas que recibieron dos inyecciones mostró que se produjeron 19 nuevas infecciones por VIH entre 672 voluntarios a los que se les administró la vacuna y 11 nuevas infecciones en 691 voluntarios que recibieron placebo. Las diferencias entre los grupos de vacuna y placebo no fueron estadísticamente significativas, afirman los investigadores del ensayo, lo que significa que la diferencia en el número de infecciones se debió exclusivamente al azar. Tampoco hubo diferencias significativas entre los niveles de virus en sangre de las personas que recibieron vacuna o placebo.

Sobre la base de esta información, Merck y NIAID decidieron no realizar más inmunizaciones. En el momento en que se puso fin al ensayo, los 3.000 voluntarios (a excepción de una docena) habían recibido las tres vacunaciones. Otro ensayo que probaba la misma vacuna basada en Ad-5 en Suráfrica (denominado ensayo Phambili o HVTN 503) fue suspendido al mismo tiempo por el Comité de Seguimiento de Datos y Seguridad del ensayo. Aunque se interrumpieron las inyecciones en el estudio STEP, los investigadores siguen realizando el seguimiento de los voluntarios del ensayo en un intento de reunir pistas sobre cómo ha fallado la vacuna. Esta información podría ser increíblemente valiosa para aquellos investigadores centrados en la mejora de futuras vacunas candidatas.

Otros ensayos

Después de las novedades sobre el ensayo STEP, NIAID anunció rápidamente que retrasaría el inicio de su ensayo de Fase IIb de prueba de concepto con 8.500 personas (conocido como PAVE 100) cuyo inició estaba previsto en octubre. Este ensayo prueba una combinación de dos vacunas candidatas distintas, una vacuna candidata de ADN y una basada en un vector Ad5, administradas secuencialmente en lo que se conoce como combinación inducción-refuerzo. Ambas candidatas fueron desarrolladas en el Centro de Investigación en Vacunas (VRC, en sus siglas en inglés), que forma parte de NIAID.

IAVI también retrasó el inicio de su ensayo de Fase II, conocido como V002, en Ruanda, Kenia, Uganda y Zambia con esas mismas vacunas candidatas, que tenía previsto empezar a inscribir a voluntarios justo tres días después del anuncio de Merck.

Aunque estos ensayos también implican candidatas que emplean un vector Ad5, "existen diferencias sustanciales", afirma Gary Nabel, director del VRC. Afirmó que la estrategia de VRC de emplear una combinación de dos candidatas diferentes induce distintos tipos de respuestas inmunológicas. Las candidatas también contienen distintos inmunógenos del VIH.

La población de voluntarios implicados en el estudio STEP y el ensayo propuesto PAVE 100 también es distinta. Los voluntarios del estudio STEP eran principalmente hombres que practican sexo con hombres (HSH). En el ensayo Phambili de Suráfrica, NIAID estaba probando MRKAd5 en una población donde el VIH se transmite principalmente a través de relaciones heterosexuales. En este estudio, más de la mitad de los voluntarios inscritos hasta el momento eran mujeres, frente a la tercera parte de los voluntarios en el ensayo STEP. Los investigadores creen que la ruta de infección (si el virus se transmite de forma vaginal o rectal) podría determinar en parte que las respuestas inmunológicas inducidas por una vacuna candidata sean capaces de proteger frente a la infección por VIH. Al igual que el estudio Phambili, el ensayo PAVE 100 también implicará un gran número de mujeres en riesgo de infección por VIH a través de relaciones heterosexuales.

Aún no se han decidido las nuevas fechas de inicio de los ensayos PAVE 100 o V002, pero Nabel espera que PAVE 100 comience a principios del próximo año.

 

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Transmisión sexual del VIH - Guía para entender las pruebas de detección y el riesgo en las prácticas sexuales

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!