gTt-VIH

  1. VAX: Boletín sobre Vacunas del SIDA 4, julio 2013

Entender qué es el partenariado P5

¿Cómo esta iniciativa de colaboración de investigación está impulsando el desarrollo de una vacuna segura y eficaz contra el sida?

En 2009, el ensayo clínico RV144, realizado en Tailandia, entró en la historia cuando sus resultados revelaron que una vacuna era capaz de prevenir la infección por VIH (véase 'Lo más destacado' del VAX de septiembre de 2009, 'Primeras pruebas de eficacia en un ensayo a gran escala de una vacuna contra el VIH'). No obstante, la protección observada fue modesta, un 31% en promedio, valor considerablemente menor que el mínimo de un 50% que los propios investigadores consideran necesario para iniciar el debate sobre la posible aprobación (véase 'Cuestiones básicas' del VAX de diciembre de 2009, 'Entender la licencia de vacunas'). A pesar de todo, científicos y activistas acogieron de forma positiva y con cierto alivio la largamente esperada prueba de concepto de una vacuna contra el VIH.

Desde entonces, una coalición mundial de investigadores ha estado intentando (con cierto éxito) identificar las respuestas inmunitarias provocadas por el régimen de inmunización empleado en RV144 que ofreció protección frente al VIH (véase 'Cuestiones básicas' del VAX de noviembre de 2009, 'Entender la búsqueda de correlaciones inmunitarias de protección en el RV144'). Por supuesto, la esperanza es utilizar dicha información para desarrollar una vacuna mejor. Mientras tanto, otro grupo de investigadores ha llevado adelante un proyecto para probar en ensayos clínicos variantes del régimen evaluado en Tailandia. Este grupo, creado en 2010, es conocido como el Partenariado Público-Privado por la Proteína Pox, o P5 en la jerga de este campo.

El equipo de P5 está formado por representantes de seis organizaciones: el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE UU (NIAID), la Fundación Bill y Melinda Gates, la Red de Ensayos de Vacunas del VIH (HVTN), las compañías farmacéuticas Sanofi-Pasteur y Novartis y el Programa de Investigación en VIH del Ejército de EE UU (un colaborado fundamental en el ensayo RV144). Se prevé la realización de dos ensayos de eficacia, uno con hombres que practican sexo con hombres (HSH) en Tailandia y otro con hombres y mujeres heterosexuales en Sudáfrica, para comprobar si unas candidatas similares a las empleadas en RV144 ofrecen una protección semejante -o incluso superior- en una población en situación de alto riesgo.

El régimen de vacunación empleado en el estudio RV144 (en el que participaron 16.000 personas en situación de riesgo) consistió en una vacuna experimental basada en un vector canarypox (ALVAC-HIV [vCP1521]) y en AIDSVAX B/E, una versión modificada genéticamente de la proteína de la superficie viral gp120, conocida también como Env. Las dos vacunas fueron usadas de forma secuencial en un régimen tipo inducción-refuerzo y administradas a lo largo de un periodo de seis meses.

El hecho de que el régimen funcionara fue significativo, pero los investigadores se mostraron aún más alentados al comprobar que su eficacia alcanzó el 60% tras un año. Este dato ha resultado intrigante y sugiere que un aumento de la duración de las respuestas inmunitarias inducidas por este régimen de vacunación podría traducirse en un incremento drástico de la eficacia.

Un refuerzo al RV144

Este es el objetivo que tiene la iniciativa P5 con sus ensayos. En el estudio de eficacia previsto con hombres y mujeres heterosexuales en Sudáfrica, se probará un régimen experimental tipo inducción-refuerzo que actuará sobre el subtipo más habitual de VIH en la región, el denominado subtipo C. En esto difiere del régimen empleado en el RV144, diseñado para actuar sobre el subtipo recombinado A/E, predominante en Tailandia. El diseño del ensayo sudafricano también presenta otras dos importantes peculiaridades: Incluye una cuarta inyección a los 12 meses y emplea un adyuvante distinto (MF59) al alumbre, utilizado en RV144 y presente en la mayoría de las vacunas aprobadas.

Se quiere comprobar si estos cambios en el protocolo mejorarán las respuestas inmunitarias en los pacientes vacunados, y si esta mejora es suficiente para conseguir la aprobación de la candidata a vacuna. El P5, por otra parte, prevé realizar un ensayo de eficacia con HSH en Tailandia, empleando las mismas candidatas ALVAC/gp120 B/E ya utilizadas en el RV144. Al igual que en el ensayo sudafricano, también se realizará una inoculación de refuerzo a los 12 meses de la primera inyección y se usará MF59 como adyuvante, en lugar del alumbre.

El equipo del P5 espera poner en marcha el estudio en Sudáfrica a principios de 2015 y el estudio tailandés con HSH un año después. Sin embargo, aún existen escollos para alcanzar estos objetivos, incluyendo la falta de certeza sobre la financiación o las dificultades para encontrar los antígenos adecuados para su utilización en cada una de las candidatas a vacunas.

Un vector viral diferente

El P5, por otro lado, tiene interés en el estudio de otros vectores prometedores con la esperanza de encontrar nuevas candidatas a vacunas y desentrañar las conocidas como correlaciones de protección, es decir, las respuestas inmunitarias que evitan la adquisición del VIH.

Uno de los vectores estudiados es NYVAC, un virus vaccinia modificado que se emplea en la vacuna contra la viruela. Está muy atenuado y no resulta infeccioso para los humanos. El P5 escogió este vector a partir de datos previos que, realmente, resultan algo contradictorios. En un estudio de fase I, se comprobó que NYVAC estimulaba unas respuestas inmunitarias específicas del VIH, aunque débiles, mientras que otro ensayo de fase I posterior reveló que cuando NYVAC se utilizó en combinación con una candidata basada en ADN inducía unas respuestas inmunitarias mucho mejores.

¿Aguantará NYVAC en un estudio de mayor tamaño?

El P5 espera poner en marcha un ensayo de fase IIb de mayor tamaño en Sudáfrica usando NYVAC en solitario o en combinación con la candidata basada en gp120. El objetivo del ensayo es ver qué respuestas inmunitarias se inducen e identificar cualquier marcador biológico relacionado con la reducción de la infección por VIH.

El P5, asimismo, está involucrado en la realización de dos ensayos más pequeños. Uno de ellos es el RV305, que comenzó en 2012 y evalúa el impacto de una inoculación adicional de refuerzo en los voluntarios que ya participaron en el RV144. En otoño se esperan los resultados de este estudio. El otro ensayo, conocido como RV305, examinará los efectos que el régimen original probado en RV144 tiene sobre 360 voluntarios no inscritos previamente en dicho estudio.

Por último, la HVTN (uno de los integrantes del P5) inició de forma reciente un estudio conocido como HVTN097 para evaluar la seguridad y capacidad inmunogénica del régimen original del RV144 en 100 hombres y mujeres sin VIH de Sudáfrica. La inscripción empezó el 18 de junio.

Aún es demasiado pronto para determinar si el enfoque múltiple del P5 servirá para acercar al mundo la aprobación de la vacuna, pero permanezcan atentos.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





AIDS Action Europe: una respuesta europea al VIH/sida

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30