gTt-VIH

  1. VAX: Boletín sobre Vacunas del SIDA 12, diciembre 2009

Descenso constante de los nuevos casos de infección por VIH

ONUSIDA informó de un descenso del 17% en el número de nuevas infecciones por el virus en los últimos ocho años.

En su actualización anual del estado mundial de la epidemia, el Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre VIH/Sida (ONUSIDA) informó de un descenso del 17% en el número de nuevas infecciones por el virus en los últimos ocho años, y sugirió que la propagación del VIH parece que alcanzó su máximo en 1996, cuando se produjeron 3,5 millones de nuevas infecciones.

Según el informe, que fue publicado el pasado mes —precediendo el Día Mundial del Sida—, se calcula que, en 2008, hubo 2,7 millones de nuevas infecciones por VIH. Esto eleva a 33,4 millones el número total de personas que se cree que viven con el virus en el mundo, algo superior a la cifra que se calculó en 2007: 33 millones; lo que se debe, en gran medida, al efecto prolongador de la vida que tienen los fármacos antirretrovirales. ONUSIDA cree que actualmente hay unos cuatro millones de personas en países de ingresos bajos y medios que reciben estos medicamentos, lo cual supone un aumento de 10 veces en los últimos cinco años. La mortalidad relacionada con el sida alcanzó un máximo en 2004, cuando se produjeron 2,2 millones de muertes. El pasado año, se calculó que se registraron dos millones de fallecimientos por causa del sida.

Los datos de 2008 reflejan los avances en el software, que han permitido a los epidemiólogos realizar unas previsiones más fiables acerca de la incidencia del VIH mediante modelos matemáticos actualizados. Se espera que esta contabilidad más precisa ayude a los países a definir con mayor exactitud el alcance de la epidemia en zonas y poblaciones de alto riesgo. Una docena de países han empleado un modelo para analizar la incidencia de VIH según el modo de transmisión. Esto permite predecir el lugar donde es probable que se produzcan nuevas infecciones, tanto en general como en subgrupos previamente identificados. Este enfoque permitió a Uganda identificar un número de posibles nuevas infecciones entre parejas heterosexuales, consideradas en situación de bajo riesgo de infección por VIH.

Los últimos datos también revelaron unas profundas variaciones en la prevalencia del VIH dentro de los países, una señal de que las estrategias preventivas deben adaptarse a las necesidades locales y de que las respuestas nacionales a la epidemia del sida tendrían que descentralizarse, indica ONUSIDA. “Resulta especialmente evidente la falta habitual de priorización de los programas de prevención del VIH centrados en poblaciones clave”, según el informe. “Aunque los usuarios de drogas inyectables, los hombres que practican sexo con hombres, las personas trabajadoras sexuales, los reclusos y los trabajadores desplazados se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad, el nivel de recursos dirigidos a los programas de prevención de estos grupos es, por lo general, muy bajo, incluso en el caso de epidemias concentradas”.

Por ejemplo, pese a que las parejas serodiscordantes (en las que un miembro tiene VIH y el otro no) suponen un porcentaje notable de las nuevas infecciones en algunos países africanos, los programas de realización de pruebas y counselling del VIH rara vez están dirigidos a este grupo de riesgo, apuntó el informe. De igual modo, muchos programas orientados a los adolescentes no consiguen captar algunos de los determinantes clave de su vulnerabilidad al virus.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta






Ver también...

Otros artículos y noticias recientes sobre Vacunas

Tú, gTt y facebook

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!