gTt-VIH

  1. VAX: Boletín sobre Vacunas del SIDA 8, agosto 2007

Entender la capacidad inmunogénica

¿Cómo miden los investigadores las respuestas inmunológicas inducidas por las vacunas candidatas del SIDA?

Los científicos determinan la eficacia de las vacunas candidatas preventivas del SIDA en ensayos clínicos de Fase III. Una candidata es eficaz si protege a los que la reciben de la infección por VIH o, en el caso de una vacuna parcialmente eficaz, si ralentiza o evita la progresión de la infección en personas que posteriormente se infectan por exposición al virus (véase ‘Cuestiones básicas’ del VAX de mayo de 2007, ‘Entender las vacunas del SIDA parcialmente eficaces’).

En las primeras etapas de evaluación clínica, durante los ensayos de Fase I y Fase II, los investigadores determinan principalmente la seguridad de las vacunas candidatas y la medida en la que inducen respuestas inmunológicas contra el VIH, un concepto conocido como capacidad inmunogénica. Esta información junta ayuda a los investigadores a dar prioridad a las candidatas para continuar su evaluación.

Detección de anticuerpos


Hay dos tipos principales de respuestas inmunológicas al VIH que se valoran de forma rutinaria. El primero es la presencia de anticuerpos neutralizantes específicos del VIH capaces de unirse al virus e inutilizarlo (véase ‘Cuestiones básicas’ del VAX de febrero 2007, ‘Entender los afnticuerpos neutralizantes’). Pruebas como el ensayo inmuno-absorbente ligado a enzimas (o ELISA), se emplean para detectar y cuantificar la presencia de anticuerpos específicos del VIH inducidos en respuesta a una vacuna candidata del SIDA. Un ensayo tipo ELISA se realiza exponiendo una muestra de plasma sanguíneo de una persona vacunada a antígenos del VIH (los fragmentos de VIH presentes en la vacuna) en una placa de plástico. Cualquier anticuerpo presente se unirá al antígeno del VIH. A continuación, los anticuerpos unidos pueden ser separados del resto de anticuerpos que hubiera en la sangre y puede determinarse la cantidad de anticuerpos específicos del VIH. ELISA también se utiliza habitualmente para determinar si una persona está infectada por VIH (véase ‘Cuestiones básicas’ del VAX de noviembre de 2005, ‘Entender las pruebas del VIH’). Otros ensayos más específicos pueden también determinar la capacidad de los anticuerpos específicos del VIH para neutralizar con éxito al virus.

Contadores celulares


La otra categoría de respuesta inmunológica es la inmunidad celular, que incluye dos tipos específicos de células inmunológicas conocidas como células T CD4+ y CD8+. La mayoría de las vacunas candidatas actualmente en fase de ensayos clínicos inducen principalmente respuestas inmunológicas celulares y se emplean varios ensayos distintos para determinar tanto la cantidad como la calidad de estas respuestas.

Observando puntos


Para determinar la capacidad inmunogénica de las vacunas candidatas del SIDA, lo más habitual es emplear un ensayo ELISPOT. Funciona detectando las células T CD4+ y CD8+ que están produciendo citoquinas, un tipo de proteínas segregadas por las células inmunológicas en respuesta a un virus o bacteria. Las citoquinas en ocasiones son denominadas mensajeros del sistema inmunológico y también pueden inhibir la replicación de un virus. La interacción de un antígeno del VIH (de una vacuna candidata) con una célula inmunológica puede resultar en la secreción de numerosas citoquinas diferentes, y los investigadores pueden detectar la liberación de estas proteínas mediante el uso de un ensayo ELISPOT. Por lo general, los investigadores emplean un ELISPOT para detectar la presencia de una citoquina específica denominada interferón gamma (o IFN-γ), segregada tanto por las células T CD4+ como CD8+ como mecanismo de defensa frente a los virus.

Durante los ensayos clínicos, en los laboratorios inmunológicos se realizan pruebas ELISPOT con las muestras sanguíneas de los voluntarios que han recibido las vacunas candidatas del SIDA sometidas a prueba. Aparte de esas muestras, los investigadores aíslan los glóbulos blancos (denominados células mononucleares de la sangre periférica o PBMC, en sus siglas en inglés), que son cruciales en el sistema inmunológico. A continuación, estas células se sitúan en una placa de plástico recubierta de anticuerpos. Cuando las PBMC se ven estimuladas por la presencia de antígenos del VIH, liberan distintas citoquinas, incluyendo IFN- γ, que se unen a los anticuerpos de la placa. Posteriormente se añaden otros anticuerpos marcados con productos químicos que producen un fuerte color, de modo que si existe una célula inmunológica que esté produciendo citoquina, aparecerá un punto de color oscuro. La presencia de puntos muestra la existencia de células T CD4+ y CD8+ que están respondiendo a los antígenos del VIH incluidos en la vacuna candidata.

Al contar los puntos, los investigadores pueden ver cuántas células están liberando IFN-γ, por ejemplo. Esto se conoce como “número de células que forman punto”. Aunque los ensayos ELISPOT se usan con más frecuencia para examinar la secreción de IFN-γ, también pueden emplearse para examinar otras muchas citoquinas liberadas por las células inmunológicas. Si el número de células que forman punto de un voluntario vacunado supera un umbral, determinado por los investigadores antes del inicio del ensayo, entonces se considera que ese voluntario está respondiendo a la vacuna candidata. En muchos ensayos de vacuna del SIDA en países en desarrollo, los ensayos ELISPOT se realizan en laboratorios inmunológicos asociados con la sede del ensayo clínico.

 

Correlación

Los ensayos ELISPOT sólo son una manera de determinar la activación del sistema inmunológico por parte de una vacuna candidata. La dificultad de interpretar los resultados de estos ensayos es que los investigadores aún no saben si la producción de IFN-γ, o de cualquier otra citoquina, por parte de las células inmunológicas está correlacionada con una protección parcial uniforme frente a la infección por VIH. Aún no se han identificado las respuestas inmunológicas precisas que se correlacionan con una protección frente al VIH (véanse ‘Cuestiones básicas’ de los VAX de noviembre y diciembre 2006, ‘Entender las correlaciones inmunológicas de protección’). Los resultados del ensayo ELISPOT sirven sólo como una indicación de la función inmunológica. Actualmente, los investigadores están estudiando vacunas ya autorizadas para otras enfermedades que inducen respuestas inmunológicas celulares para obtener pistas que clarifiquen si el ensayo ELISPOT proporciona o no una medida precisa de la capacidad inmunogénica.

Aunque imperfectos, los resultados de los ensayos ELISPOT ayudan a los investigadores a comparar la capacidad inmunogénica de distintas vacunas candidatas y, por tanto, a decidir cuál debería pasar a una posterior evaluación clínica. Otra prueba de laboratorio, denominada citometría de flujo, analiza la capacidad de las células inmunológicas para producir varias citoquinas a la vez. Los investigadores también están empezando a emplear ensayos para probar la capacidad de las células inmunológicas para suprimir directamente el virus. Todas estas pruebas ayudarán a los investigadores a realizar una clasificación más completa de la capacidad inmunogénica de las distintas candidatas.

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Contactos para personas con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!