gTt-VIH

  1. Actualización en Tratamientos

AIDS 2022: XXIV Conferencia Internacional del Sida. Primer boletín, domingo 31/07/2022

Boletín especial de NAM con motivo de la edición de 2022 de la Conferencia Internacional del Sida (AIDS 2022), que este año se celebra de forma virtual y en la ciudad de Montreal (Canadá).

Los temas elegidos en este boletín del domingo, 31 de julio de 2022 son:

Un tratamiento con un antibiótico tras las relaciones sexuales reduce en dos tercios las ITS, según el estudio ‘DoxyPEP’

La profesora Annie Luetkemeyer, en la conferencia AIDS 2022. Photo ©Steve Forrest/Workers’ Photos/IAS

La profesora Annie Luetkemeyer, en la conferencia AIDS 2022. Photo ©Steve Forrest/Workers’ Photos/IAS

Un estudio de EE UU en el que un grupo de hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (GBHSH) y mujeres trans recibieron el antibiótico doxicilina tras practicar sexo sin protección fue interrumpido un año antes de lo previsto debido a la elevada eficacia observada en la prevención de infecciones de transmisión sexual (ITS)

Este estudio fue presentado en el transcurso de la XXIV Conferencia Internacional sobre el Sida (AIDS 2022), que se celebra esta semana tanto en Montreal (Canadá) como de forma virtual..

En el estudio DoxyPEP se examinó la incidencia de gonorrea, clamidia y sífilis en 501 personas. A dos tercios de estas se les ofreció el antibiótico doxiciclina para tomarlo después de las relaciones sexuales (es decir, como profilaxis postexposición o PEP) y se comprobó que esta intervención redujo en un 66% el riesgo de sufrir una ITS.

El estudio contó con la participación de 327 personas seronegativas que tomaban profilaxis preexposición [PrEP] frente al VIH (es decir, tomaban medicación antirretroviral de forma regular para prevenir esta infección) y a 174 personas seropositivas, todas ellas mayores de 17 años y nacidas de sexo masculino, en Seattle y San Francisco [EE UU]. Otro criterio de inclusión fue que las personas participantes tenían que haber tenido al menos una de las tres ITS bacterianas mencionadas en el año anterior.

El promedio de relaciones sexuales sin preservativo declaradas fue de algo más de siete al mes, y la adherencia a la doxiciclina fue buena, llegando al 87% de relaciones sexuales sin preservativo protegidas por este antibiótico.

La eficacia preventiva en los participantes sin VIH fue del 66%. Se registraron 82 ITS en el brazo de control y 61 en las personas que tomaron doxiciclina, a pesar de que había el doble de personas en este segundo brazo. La eficacia preventiva en los participantes seropositivos fue del 62%.

Este uso de los antibióticos es un tema que suele suscitar inquietud ante la posibilidad de que se desarrollen resistencias medicamentosas. Se eligió doxiciclina (un antibiótico de la familia denominada tetraciclinas) por ser un fármaco barato y que tiene una vida media relativamente larga, a pesar de que no suele utilizarse para tratar las ITS. Alrededor del 20% de las infecciones de gonorrea diagnosticadas al incorporarse al estudio presentaban resistencia a los fármacos de esta familia. Durante el estudio, la proporción de casos de resistencia en las infecciones de gonorrea adquiridas entre las personas que tomaban DoxyPEP casi se duplicó hasta rozar el 40%. Este nivel de resistencia podría limitar la utilidad de DoxyPEP en la prevención de la gonorrea, aunque no debería influir en el tratamiento, ya que el fármaco utilizado para tratar la gonorrea pertenece a una familia diferente.

Estaba previsto que el estudio se prolongara hasta mayo de 2023, pero en mayo de 2022 se realizó una revisión de los datos provisionales y se determinó que la eficacia era tan elevada que no sería ético mantener en marcha el brazo de control.

ViiV Healthcare ofrecerá a 90 países el acceso a la versión genérica inyectable de la PrEP

Deborah Waterhouse, de ViiV Healthcare y Charles Gore, de Medicines Patent Pool, anunciando el acuerdo en la AIDS 2022.

Deborah Waterhouse, de ViiV Healthcare y Charles Gore, de Medicines Patent Pool, anunciando el acuerdo en la AIDS 2022.

La compañía farmacéutica ViiV Healthcare permitirá que 90 países puedan acceder a versiones genéricas asequibles de su medicación inyectable bimestral para prevenir el VIH como parte de un nuevo acuerdo de licencias.

Se ha concedido una licencia voluntaria para cabotegravir inyectable de acción prolongada a Medicines Patent Pool (MPP), una organización que negocia con las empresas farmacéuticas la concesión de este tipo de licencias a medicamentos prioritarios para aumentar el acceso a los mismos. El presente acuerdo permitirá que los países de rentas bajas y medias-bajas (así como a todos los países africanos, con independencia de su nivel de renta) puedan acceder a versiones genéricas asequibles de este medicamento utilizado como PrEP para la prevención del VIH.

No obstante, aún llevará unos años a los fabricantes de genéricos el poder ampliar la producción en virtud del acuerdo, que ha sido criticado por sus amplias limitaciones. Así, quedan excluidos los países de rentas medias-altas fuera de África, lo que priva a países como Tailandia y Brasil del acceso a las versiones genéricas de esta PrEP inyectable.

ONUSIDA recibió el acuerdo con satisfacción, pero se unió a los activistas al pedir a la compañía ViiV que rebaje el precio de esta intervención para que sea equiparable al de la PrEP oral.

Biktarvy puede constituir la opción más efectiva para tratar el VIH y la hepatitis B

La doctora Anchalee Avihingsanon, en la AIDS 2022. Photo ©Steve Forrest/Workers’ Photos/IAS

La doctora Anchalee Avihingsanon, en la AIDS 2022. Photo ©Steve Forrest/Workers’ Photos/IAS

A pesar de que dos combinaciones de antirretrovirales demostraron ser igual de eficaces para controlar el VIH, Biktarvy (una combinación en un comprimido que contiene bictegravir, emtricitabina y tenofovir alafenamida) resultó superior a la hora de controlar el virus de la hepatitis B (VHB) en personas coinfectadas por dichos virus, según un estudio presentado en la AIDS 2022.

El VIH y el VHB son dos virus que se transmiten por vías similares y muchas personas están coinfectadas por ambos. Algunos de los antirretrovirales utilizados para tratar el VIH también presentan actividad frente al VHB.

El estudio ALLIANCE comparó el uso de Biktarvy (un comprimido una vez al día) frente a la combinación de dolutegravir, emtricitabina y tenofovir disoproxil fumarato (FTC/TDF), –disponible en dos comprimidos, una vez al día–.

Por tanto, la diferencia entre ambos brazos del estudio estaba en el inhibidor de la integrasa que recibían (bictegravir frente a dolutegravir); en la versión de tenofovir (en un caso, el más reciente TAF y, en el otro, el más antiguo TDF); y también en el número de comprimidos al día.

El ensayo contó con la participación de 243 personas coinfectadas por VIH y VHB (en su mayoría procedentes de Tailandia, China o Malasia) que no habían recibido tratamiento previo contra el VIH o la hepatitis B. La mayoría de estas personas eran hombres y la mediana de edad fue de 32 años.

Los dos regímenes probados resultaron muy eficaces para suprimir la carga viral del VIH. A la semana 48, el 95,0% de las personas que tomaban Biktarvy y el 91,0% de las que tomaban dolutegravir/FTC/TDF presentaban una carga viral del VIH inferior a 50 copias/mL. La supresión de la carga viral del VHB fue menos frecuente, y el brazo de Biktarvy resultó ser superior al que recibió dolutegravir/FTC/TDF: el 63,0% frente al 43,4%, de forma respectiva, tuvieron unos niveles de ADN del VHB inferior a 29 copias/mL.

Entre las personas que dieron positivo al antígeno 'e' de la hepatitis B (HBeAg) al inicio del estudio, el 25,6% que tomaba Biktarvy experimentó una pérdida de HBeAg a la semana 48, frente al 14,4% del grupo de dolutegravir/FTC/TDF. La tasa de seroconversión del HBeAg también fue mayor en el grupo de Biktarvy.

Más pruebas de que el uso de TAF más dolutegravir conduce a un mayor aumento de peso

SeventyFour/Shutterstock.com.

SeventyFour/Shutterstock.com.

Una de cada cinco mujeres (20%) desarrollaron un síndrome metabólico y algo menos de la mitad desarrollaron obesidad clínica tras casi cuatro años de tratamiento antirretroviral con una combinación de dolutegravir, tenofovir alafenamida (TAF) y emtricitabina, según reflejan los resultados finales del estudio ADVANCE.

Por comparación, el 12% de las mujeres en el estudio que tomaron dolutegravir, tenofovir disoproxil fumarato (TDF) y emtricitabina desarrollaron síndrome metabólico y el 27%, obesidad clínica. En el caso de los hombres, estos desarrollaron síndrome metabólico y obesidad clínica en menor proporción con ambos regímenes.

El estudio ADVANCE fue un ensayo de distribución aleatoria. Ya se habían hecho públicos los resultados a la semana 48 y la semana 96, que reflejaron que las combinaciones antirretrovirales basadas en dolutegravir resultaban igual de eficaces que las basados en efavirenz a la hora de controlar la carga viral del VIH, pero también mostraron que las personas que tomaban dolutegravir y TAF presentaban un mayor aumento de peso.

Los nuevos hallazgos se presentaron como un póster de última hora en la conferencia AIDS 2022. Después de 192 semanas, las personas que seguían el régimen que contenía TAF habían aumentado algo menos de 9 kg de peso, frente a los 5,8 kg de las personas que tomaban dolutegravir con TDF y emtricitabina y los 3,3 kg de las personas que tomaban efavirenz junto con TDF y emtricitabina.

Los resultados ponen de relieve hasta qué punto un régimen de tratamiento que toman millones de personas podría ocasionar trastornos y complicaciones metabólicas –incluyendo diabetes de tipo 2– si no se lleva a cabo un control regular del peso y del metabolismo.

Los resultados también reflejan la diferencia sustancial en el riesgo de aumento de peso que existe entre las nuevas (TAF) y las antiguas (TDF) formulaciones de tenofovir.

Los profesionales sanitarios pueden hacer más por concienciar sobre I=I

Richard Angell y Chamut Kifetew –de Terrence Higgins Trust–, en la AIDS 2022. Foto: Matthew Hodson.

Richard Angell y Chamut Kifetew –de Terrence Higgins Trust–, en la AIDS 2022. Foto: Matthew Hodson.

Según los resultados presentados en la AIDS 2022, siguen existiendo importantes carencias en cuanto al mensaje indetectable es igual a intransmisible (I=I) que reciben las personas con el VIH y la interpretación que se le da.

Investigadores, activistas y responsables de elaboración de políticas se reunieron en una Cumbre I=I en Montreal (Canadá) para conmemorar los seis años transcurridos desde que Prevention Access Campaign lanzó el mensaje I=I, y los cuatro años desde que se presentaron los resultados finales del estudio PARTNER 2 en la conferencia AIDS 2018. Los estudios PARTNER demostraron que cuando una persona con el VIH tiene una carga viral indetectable no existía riesgo de transmisión del virus por vía sexual.

Sin embargo, en la cumbre se constató que aún quedaba trabajo por hacer antes de que los beneficios de I=I puedan aprovecharse plenamente por parte de todas las personas con el VIH y el personal sanitario puede desempeñar un papel importante en ello.

Los resultados de un sondeo en el que participaron 16.000 hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (GBHSH) procedentes de cinco países asiáticos reveló que dos tercios de estos hombres GBHSH desconocían el concepto I=I.

Otra encuesta realizada a 3.206 personas con el VIH en siete ciudades del sur global también reveló la existencia de un bajo nivel de conocimiento y comprensión de I=I. En seis de las ciudades, más de la mitad de los participantes no entendían el concepto de "carga viral indetectable".

En la presentación de los resultados de la segunda encuesta, el doctor José Zúñiga, de la Asociación Internacional de Médicos que tratan el SIDA (IAPAC, en sus siglas en inglés), se refirió al estigma generalizado que existe en los entornos sanitarios y que impide una comunicación abierta sobre el concepto I=I.

La cumbre también contó con la participación de investigadores cualitativos de Canadá (que han trabajado con profesionales de la salud sexual para caracterizar cuáles son las barreras que dificultan la comunicación del mensaje I=I) y de Terrence Higgins Trust de Reino Unido (que proporciona material formativo para ayudar a los profesionales sanitarios a comunicar con confianza el mensaje I=I a sus pacientes).

La iniciativa de Prevention Access Campaign instó a los países a apoyar el mensaje I=I e incorporar este concepto en los esfuerzos nacionales para prevenir, diagnosticar y tratar el VIH.

El tratamiento basado en dolutegravir resulta muy eficaz en niños y adolescentes

Un grupo de jóvenes en un centro de la Iniciativa Internacional de la Universidad de Baylor contra el Sida Pediátrico en Tanzania. Foto reproducida con autorización, Facultad de Medicina Baylor de Children's Foundation, Tanzania.

Un grupo de jóvenes en un centro de la Iniciativa Internacional de la Universidad de Baylor contra el Sida Pediátrico en Tanzania. Foto reproducida con autorización, Facultad de Medicina Baylor de Children's Foundation, Tanzania.

Un tratamiento basado en dolutegravir consigue una rápida supresión de la carga viral en la población infantil y adolescente con el VIH y la inmensa mayoría mantiene el virus controlado, según los datos procedentes de entornos reales presentados en la AIDS 2022.

El doctor Jason Bacha, de la Iniciativa Internacional de la Universidad de Baylor contra el Sida Pediátrico (BIPAI, en sus siglas en inglés), presentó los resultados de un análisis del tratamiento basado en dolutegravir administrado en siete centros que realizan atención pediátrica del VIH en seis países (Botsuana, Esuatini, Lesoto, Malaui, Tanzania y Uganda) entre 2016 y 2021.

El estudio contó con datos procedentes de 11.799 niños y adolescentes. El 56% eran de sexo femenino y la mayoría tenía 10 años o más (el 39% estaba en la franja de los 10 a los 14 años, y el 40% entre los 15 y los 19 años). Sólo el 2,6% tenía menos de 5 años.

Más de tres cuartas partes (78%) de los participantes estaban tomando un régimen que contenía dolutegravir después de cambiar desde una combinación anterior. La mayoría (61%) tomaba dolutegravir con tenofovir disoproxil fumarato y lamivudina; el 32% tomaba dolutegravir con abacavir y lamivudina, y el 5% con zidovudina y lamivudina.

Seis meses después de iniciar el tratamiento basado en dolutegravir, el 92% de los participantes tenía una carga viral indetectable.

Aumentan las desigualdades relacionadas con la PrEP en EE UU

Gráfico de AIDSVu donde se refleja la relación PrEP-necesidad en EE UU.

Gráfico de AIDSVu donde se refleja la relación PrEP-necesidad en EE UU.

Las desigualdades relacionadas con la PrEP en EE UU (tanto en lo que se refiere a origen racial como a localización geográfica) no solo se han mantenido en la última década, sino que han aumentado, según un estudio presentado en la AIDS 2022.

Aunque la aprobación del tratamiento oral utilizado como profilaxis preexposición frente al VIH (PrEP) se realizó en 2012 en EE UU (y la formulación inyectable de la PrEP se aprobó el año pasado), ha habido problemas para ampliar el acceso a esta intervención, especialmente en aquellos grupos sociales que presentan unas tasas desproporcionadamente elevadas de nuevos diagnósticos de VIH, como es el caso de los hombres gais, bisexuales y otros hombres que practican sexo con hombres (GBHSH) de origen negro e hispano y las personas que viven en la zona sur del país.

Para determinar hasta qué punto era equitativo el acceso a la PrEP, el equipo de investigadores calculó la relación PrEP-necesidad (PnR, en sus siglas inglés), que sería el número de personas que utilizan la PrEP dividido entre el número de nuevos diagnósticos registrados en ese grupo poblacional en el mismo año. El estudio utilizó los datos procedentes de las farmacias comerciales para contabilizar el número de personas que tomaban PrEP por regiones del censo de EE UU entre 2012 hasta 2021.

A lo largo de la última década, en todas las regiones la relación PnR aumentó mucho más rápido para las personas de raza blanca que para otros grupos raciales o étnicos, lo que indica la existencia de una brecha desigual en la aceptación de la PrEP. En la región sur, la relación PnR fue más baja que en otras regiones para todos los grupos, lo que apunta a una desigualdad regional entre grupos raciales y étnicos.

Educar al personal de la policía sobre reducción de daños puede ayudar a prevenir el VIH y sobredosis mortales

El doctor Javier Cepeda, en la AIDS 2022. Photo ©Jordi Ruiz Cirera/IAS.

El doctor Javier Cepeda, en la AIDS 2022. Photo ©Jordi Ruiz Cirera/IAS.

Un programa de educación dirigido al personal de la policía de Tijuana (México) ha reducido el número de arrestos de personas usuarias de drogas inyectables y resulta un modo coste-efectivo de prevenir tanto nuevos casos de VIH como sobredosis mortales, según un estudio presentado en la AIDS 2022.

Con frecuencia, las personas usuarias de drogas inyectables en México son acosadas y detenidas por la policía, que actúa especialmente en los puntos de reducción de daños (como las clínicas de dispensación de metadona) para llevar a cabo las detenciones. La posesión de jeringuillas se utiliza a menudo como motivo de detención (a pesar de ser algo legal) y estas detenciones traen consigo que casi se triplique el riesgo de que las personas compartan el material de inyección.

El Proyecto Escudo fue creado para adaptar las prácticas policiales a los principios de salud pública basados en la evidencia científica. En mayo de 2016, 1.806 agentes de policía recibieron formación sobre temas como educción de daños, seguridad ocupacional (incluyendo cómo evitar lesiones por pinchazos), los cambios legales que despenalizan la posesión de pequeñas cantidades de drogas y también la epidemiología básica del VIH y la hepatitis C.

Los agentes de policía declararon haber realizado un número significativamente menor de detenciones en los dos años siguientes a la formación. Este hallazgo fue corroborado por los datos de una cohorte de personas que se inyectan drogas, que mostraron una probabilidad un 68% menor de haber sido encarceladas en el periodo posterior a la formación.

El equipo de investigadores recurrió a modelos matemáticos para calcular el impacto y el coste-efectividad de la formación en lo que respecta a la prevención tanto de la transmisión del VIH como de las sobredosis mortales. Se comprobó la existencia de un impacto modesto, aunque relevante, en la transmisión del VIH, al registrarse un 1,7% menos de infecciones dos años después de la intervención y un 3,1% menos de infecciones transcurridos diez años. El impacto sobre las sobredosis mortales resultó más sustancial, registrándose un 9% menos de sobredosis tras dos años y un 14% menos tras diez años. También se comprobó que, aunque el programa de formación era costoso, quedaba compensado por la reducción del gasto en encarcelamientos, lo que hacía que la intervención resultara coste-efectiva.

 

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





Historias personales, testimonios de personas con VIH

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Aviso legal | Política de privacidad | Política de cookies | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!