gTt-VIH

  1. Actualización en Tratamientos

Existen pocas pruebas de la transmisión de cepas del VIH resistentes a los fármacos antirretrovirales más nuevos

Un equipo de investigadores italiano ha descubierto pruebas de la transmisión de VIH resistente al inhibidor de la fusión T-20 (enfuvirtida, Fuzeon®). Sin embargo, todavía no se dispone de datos que demuestren que se esté produciendo la transmisión de virus resistentes al inhibidor de la integrasa raltegravir (Isentress®). El grupo de científicos informa de estos hallazgos en la edición del 1 de febrero de Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes.

El VIH puede desarrollar resistencias a los fármacos antirretrovirales y, posteriormente, es posible que este virus resistente se transmita a terceras personas. Los datos epidemiológicos sugieren que entre el 6 y el 16% de los pacientes recién infectados por VIH en Europa han adquirido un virus que presenta resistencia frente a uno o más medicamentos anti-VIH pertenecientes a las familias de los inhibidores de la transcriptasa inversa análogos de nucleósido (ITIN), los inhibidores de la transcriptasa inversa no análogos de nucleósido (ITINN) o los inhibidores de la proteasa (IP).

En la actualidad, se recomienda que todas las personas recién diagnosticadas de VIH se sometan a una prueba para comprobar si su virus presenta resistencias. Los resultados de dichos tests de resistencia pueden ayudar a seleccionar la combinación de fármacos antirretrovirales con mayor probabilidad de lograr una supresión duradera de la carga viral del VIH.

Las mejoras en el tratamiento y la atención del VIH que se han producido en los últimos años se han visto acompañadas por unos descensos en las tasas de transmisión de virus resistentes. Con el tiempo, se han introducido unas importantes nuevas familias de antirretrovirales, entre ellos, el inhibidor de la fusión T-20 y el inhibidor de la integrasa raltegravir. El uso de estos fármacos se ha reservado, en gran medida, a pacientes que tienen una amplia experiencia en el empleo de terapias antirretrovirales y cuyo virus presenta resistencia a los fármacos de las familias más antiguas.

Se tienen pocos datos sobre la prevalencia de VIH resistente a las nuevas familias de fármacos antirretrovirales en pacientes infectados de manera reciente. Por este motivo, entre 2008 y 2010 un equipo de investigadores de Milán decidió someter a pruebas a todas las personas recién diagnosticadas para comprobar si su virus mostraba resistencia a las familias de ITIN, ITINN, IP y también a los medicamentos más nuevos T-20 y raltegravir.

El estudio contó con un total de 79 pacientes, la mayor parte de los cuales (77%) eran hombres gais.

En conjunto, el 18% de los pacientes se habían infectado por virus con resistencia a fármacos. Esto incluyó un 11% cuyo VIH presentaba una susceptibilidad reducida a los ITINN, un 9% cuyo virus presentaba alguna resistencia a los ITIN y un 4% cuyo VIH era resistente a los inhibidores de la proteasa.

Por otro lado, se detectó también un caso de resistencia a T-20.

Este fármaco fue aprobado en 2003 y los investigadores señalan que, en otros estudios, ya se habían encontrado pruebas que evidenciaban la transmisión de cepas de VIH resistentes a T-20.

Al principio, en el caso de numerosos pacientes que tomaban T-20 resultaba imposible elaborar una combinación de fármacos capaz de suprimir la carga viral a niveles indetectables, lo que se tradujo en la aparición de cepas de VIH resistentes a enfuvirtida. Sin embargo, con posterioridad aparecieron unos potentes fármacos que presentan unas elevadas barreras frente al desarrollo de resistencias, lo que supone que, actualmente, la mayor parte de los pacientes puede llegar a alcanzar una carga viral indetectable, incluso aquellos cuyo virus muestra una amplia resistencia a medicamentos más antiguos.

Esto podría explicar por qué no se encontraron datos que evidenciasen la transmisión de virus resistentes a raltegravir. Los investigadores indican: "Raltegravir fue aprobado para su uso clínico en Italia a finales de 2007 y la prevalencia de pacientes que experimentan un fallo virológico con este fármaco sigue siendo baja".

Referencia: Cossarini F, et al. Integrase and fusion inhibitor transmitted drug resistance in naïve patients with recent diagnosis of HIV-1 infection. J Immune Acquir Defic Syndr. 2011; 56: 51-53 (En esta dirección podrás acceder a la revista).

Traducción: Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt).

gTt en tu email

Mantente al día sobre los temas que más te interesan

Suscríbete a los boletines

Encuesta





AIDS Action Europe: una respuesta europea al VIH/sida

© gTt - Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH

Contacto | Mapa del sitio | Política de privacidad | Licencia CreativeCommons | Accesibilidad

NO pulse este enlace o será baneado de este sitio - Do NOT follow this link or you will be banned from this site!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web y mejorar su experiencia de usuario. Permaneciendo o navegando por esta web acepta la instalación de dichas cookies.
Más información | Cerrar
30